Editorial: Hola Pucón

editorial1_thumb-2-2018-05-6-20-35.jpg

La historia nos enseña que los grandes proyectos parten con sólo una idea y, generalmente, los inicios son bastante precarios. Pasó con grandes corporaciones, pasó con personas consideradas exitosas y pasó también con nuestro pueblo, Pucón.

La ciudad, en un principio, fue una avanzada del Ejército en el afán de hacer crecer el Estado en medio de los bosques, lagos y montañas vírgenes. Luego vino el auge maderero, el comercio en escala pequeña y de ahí a una incipiente industria turística que fue creciendo con el paso de los años. Y es ahora, cuando la historia nos pone en un punto definitorio, es que entendemos que los que amamos esta tierra y la vemos como algo más que una mina de oro que hay que explotar a cualquier precio, tenemos una posibilidad de ser un aporte desde los diferentes ámbitos de profesiones y actividades.

Por lo mismo, nace esta inquietud de tener un medio de comunicación que pueda ser un aporte a la discusión diaria de los puconinos. Más allá de reportar hechos, es necesario entregar contextos y opiniones. En pocas palabras, entregar algo de luz donde la nebulosa y la oscuridad campea.

Y así se gestó La Voz de Pucón. Por la necesidad de tener un canal de discusión y conversación que sea un aporte real al desarrollo de Pucón. La idea es que todos participemos de él. Hay espacio para las entrevistas, columnas, reportajes, historias, etc. Nadie está vetado y, obviamente, no importarán las preferencias políticas o de otro carácter. Eso sí, trataremos de mantener una línea editorial clara y no es otra que el esfuerzo por hacer un trabajo profesional, donde no quepan ni denuncias irresponsables, ni lo que se conoce ahora como “post verdad”, que no es otra cosa que la vieja y sucia mentira.

También transparentaremos quiénes son nuestros inversionistas (por ahora nadie) y anunciantes (nadie también). Para que así todos tengamos claros desde dónde y qué posición hablamos y prever eventuales conflictos de interés y éticos.
En fin, sólo Dios dirá cuál será el final de este proyecto. Si es que morirá al poco tiempo de nacer o, por el contrario, tendrá una vida larga. Esperamos en el creador que sea lo último.
Por ahora no queda más que esperar la recepción de ustedes y no duden en criticar, justificadamente o no. Entendemos que es una labor sujeta a la crítica y si alguien quiere ser un aporte no dude en contactarnos para comentarnos sus inquietudes. Obviamente, también estamos abiertos y, por cierto, esperamos sus comentarios, denuncias, problemas, historias y lo que sea que ustedes consideren que podría ser publicado.
Rodrigo Vergara
Periodista
La Voz de Pucón