Venimos a construir

Vivimos en una época de la “post verdad”, y para aquellos que mantenemos un compromiso con la veracidad de la información, no puede ser una realidad más desafiante y compleja. Esto de institucionalizar la mentira como una herramienta de persuasión, difusión y control de las ideas es repudiable y tiene nuestro absoluto rechazo.

Sin embargo, resulta sensato preguntarse ¿qué fue aquello que nos llevó a todo esto? ¿Cómo llegamos a creer que el fin justifica los medios? Esto es algo que como sociedad tenemos que hacernos cargo y luchar a partir de nuestras respectivas trincheras para vencerlo. Hay que decirlo claramente EL FIN NO JUSTIFICA LOS MEDIOS, los medios son tan importantes como el fin. Cuando iniciamos este proyecto lo planteamos como una herramienta que busca informar con la mayor rigurosidad posible a nuestra comunidad. Creemos que los puconinos merecen y tienen el derecho de tener información no tendenciosa, no manipulada, no controlada y sustentada en la objetividad.

Lo hemos dicho en cada editorial, nuestro compromiso está con los hechos, vengan de quienes vengan porque, con la forma adecuada (con información de calidad), podemos abordar el fondo (una comunidad puconina informada). Bajo esta misma convicción es que hace un par de semanas activamos nuestra política de comentarios en nuestras plataformas. Queremos que opines, que lo hagas seguido y obsesivamente si así te parece adecuado, pero debemos hacerlo con respeto. Los tiempos más oscuros de la historia humana se sustentaron sobre las ofensas y el odio. Por eso en La Voz de Pucón queremos un debate sano, fuerte y crítico pero con argumentos y respetando al otro. Por eso, cada comentario que contenga insolencias y ofensas será invisibilidad de nuestras plataformas. No queremos esas opiniones en nuestras redes porque con ellas no se construye, sólo se destruye. Y nosotros como La Voz, pretendemos construir.