La peor nevazón en los últimos ocho años obliga a suspender clases en Pucón

Si bien la información entregada por la seremi de Educación fue contradictoria en un principio, luego aclaró que colegios subvencionados podía adherirse, ya que no se exigiría recuperación horaria y se pagaría la subvención igual.

Por Rodrigo Vergara

La información fluyó rápido y a veces se hizo contradictoria. Esto porque pasado el mediodía la Dirección de Educación Municipal (DAEM) realizó la solicitud para suspender las clases en siete sectores rurales de la comuna: Paillaco, Pichares, Villa San Pedro, Candelaria, Carileufo, Palguín Bajo y Quelhue. Y la seremi de Educación Alicia Bahamondes accedió a la solicitud, pero fue la misma seremi quien hizo llegar una comunicación a la DAEM anunciando que la suspensión de clases se ampliaba para todos los colegios sean estos particulares subvencionados y municipales. La figura era clara. Este lunes firmaría un decreto exento con la medida y sería sin recuperación. Lo anterior implicaba que a los colegios subvencionados se les pagaría la subvención por alumno. “Será como un domingo más”, explicaba.
Y en efecto, la figura era clara y la intención también, pero había un detalle. Los sostenedores de los establecimientos subvencionados podía decidir si tendrían clases o no. La premura de informar en redes sociales generó confusión en un principio, pero el tema a la postre se clarificó: los municipales estarán suspendidos y a los subvencionados se les pagará la subvención igual si decidían no hacer clases, pero tenían la libertad de hacerlo. “Espero que por el bien de los niños, no tengan clases”, decía. El punto es que legalmente no puede decretar una suspensión unilateral en este tipo de situaciones, simplemente es una invitación a hacerlo.
A eso de las 20 horas del domingo la seremi Bhamondes comunicó, además, que Junji e Integra se han adherido a la suspensión de jornada.
Sobre los estragos del temporal, al cierre de esta edición el encargado de emergencias municipales Daniel Godoy explicaba que los caminos principales están todos habilitados, pero el problema está en los caminos secundarios hasta donde no llegan las maquinaria municipal. Acotó que sólo la zona de Caburgua y sus alrededores (Huerquehue, Paillaco, Tinquilco, entre otros) se encontraba sin energía eléctrica. Godoy sostuvo que este era el peor temporal de nieve en los últimos ocho años.
En el Lago Caburgua, en tanto, la situación era más bien de carácter recreacional. Esto, porque varias

familias llegaron hasta la Playa Negra para tomar fotos y disfrutar del imponente paisaje, pese a que se recomendó circular hasta el sector, ya que se registraron algunos accidentes menores por lo complicado que se hacía la conducción.
Para este lunes a partir de la nueve de la mañana está programada una reunión del Comité de Emergencia Comunal para hacer un catastro de la situación y definir las acciones que tomarán. Estarán, entre otros, funcionarios municipales, Carabineros, Bomberos, Defensa Civil y la Cruz Roja. Se espera que para las próximas horas continúen las precipitaciones de agua nieve.