Camino a Caburgua debería tener mantención cada tres años una vez reparado

Mejora incluye reforzar las bases, cubrir los baches y un sello asfáltico delgado, especial para el tránsito de vehículos livianos. Deterioro actual es mayor al proyectado en la licitación de la obra, por lo que se deberán inyectar más recursos.

 

Es considerado como la muestra más grande de la degradación de las rutas lacustres. Se ha transformado, además, en una fuente permanente de memes y en una suerte de inspiración para los miembros del movimiento #CaminosComoElHoyo, quienes día a día ilustran las redes sociales con imágenes de su destruida carpeta asfáltica. En definitiva, es casi una trampa mortal para quienes tienen la valentía de transitarlo y evadir los hoyos que más que un camino lo hacen parecer una campo de bombardeo en tiempos de guerra. Se trata de la ruta entre Pucón y Caburgua. Más bien el tramo que parte en el Puente El Turbio y termina en Playa Negra.

Pero, parafraseando un diálogo de la trilogía Batman del director Christopher Nolan, “la noche es siempre más oscura antes del amanecer”. Y el amanecer del camino parece que está próximo. Al menos así han tratado de demostrarlo desde el Ministerio de Obras Públicas (MOP) y la municipalidad local, organismos que han usado sus redes de internet para avisar que el arreglo está a pocos días de comenzar. Y de hecho, en la documentación que es pública en la web se lee que la obra fue adjudicada a la empresa Remavesa S.A. y el costo total de los trabajos, en principio, es de $1.741.576.976. Y en el título de la licitación se dan luces sobre de qué tratarán la labor: “Conservación, sello y bacheo asfáltico cruce Ruta 199 Ch – Lagos Caburgua, comuna de Pucón, provincia de Cautín, región de La Araucanía”.

Pero lo que a una lectura simple pareciera ser que sólo se tratará de un tapado de hoyos algo apurado será, por lo visto, algo más que eso. Al menos así lo explica el jefe regional de Vialidad, Rodrigo Toledo. “El trabajo es cortar los paños que están deteriorados, hacer un bacheo profundo. ¿Qué significa un ‘bacheo profundo’? Se corta el asfalto, se mejora la base del camino con material nuevo, se tapa el bache y luego se hace el sello completo de la plataforma del camino”, dice Toledo. O sea, después de reforzar la base de la ruta y cubrir los hoyos, se le aplica una capa delgada de asfalto al tramo que se arregla. Esta última etapa es lo que se conoce como una “lechada asfáltica”.

En todo caso, Rodrigo Toledo explica que el denominado “sello” no es una carpeta asfáltica gruesa, sino que una capa delgada que necesariamente requerirá una mantención permanente cada tres o cinco años: “La carpeta asfáltica que, generalmente, son los pavimentos asfálticos tienen un espesor de ocho centímetros hacia arriba. Es como la Ruta 5. Esto es un sello (más delgado). Una capa delgada”.

Lo importante, agrega Toledo, es que la base del camino sea resistente y, en este caso, la base original de la ruta se mejorará con material especial para ello. El camino hacia Caburgua siempre fue pensada para vehículos livianos y se mantendrá así. La clave, tal como lo señala Toledo, es que una vez terminados los trabajos las mantenciones sean periódicos. De lo contrario, el deterioro otra vez se hará presente. “Este camino nunca tuvo una conservación por eso llegó al extremo de ahora”, insiste el director de Vialidad.

Los trabajos en la ruta deben partir cuando las condiciones climáticas lo permitan, ya que el asfalto es necesario descargarlo con temperaturas más bien altas y baja humedad. Por lo mismo, se espera que lo fuerte de la reparación parta en septiembre y, por cierto, las obras estarán vigentes en verano lo que traerá evidentes problemas de congestión (ver nota sobre el tema).

Pero hay un detalle no menor. Según Toledo, la proyección de lo que debía hacerse, realizada el año pasado, cambió con los meses. Es decir, el deterioro actual es mayor que al medido inicialmente. Por lo mismo, necesariamente, se deberá hacer un aumento en el presupuesto de la obra para poder cubrir el requerimiento.

Por ahora, aunque los trabajos comenzarán cuando las condiciones climáticas mejoren, la empresa a cargo, a solicitud de Vialidad y la municipalidad puconina, realizará mejoras primarias en las zonas donde el camino esté peor. ”La idea es atender ahora mediante material granular (ripio) algunos sectores”, explica Toledo, quien agrega: “Lo que se está haciendo ahora son obras para dar transitabilidad a los usuarios hasta cuando se mejore el clima y hacer los cortes definitivos”.