Las Correntinas: el equipo de rafting femenino que conquistó China

El grupo de cinco jóvenes puconinas viajó hasta el gigante asiático para una competencia mundial de la actividad. Ahora tienen la mirada puesta en el torneo planetario de Aluminé, Argentina.

Por Rodrigo Vergara

 

Cuando se cuente la historia del rafting en Pucón se tendrá que decir, obligadamente, que cinco mujeres de la comuna estuvieron en en un encuentro mundial de la actividad en China. Y aunque de ellas poco se ha sabido en los medios, los hechos dicen que Yarela Muñoz, Paz Gajardo, Pía Orellana, María Jesús Inzunza y Valentina Aliaga, llegaron hasta la zona de Zi Yuan, una de las 23 provincias del gigante asiático como un equipo chileno y puconino de nombre Las Correntinas.

Valentina Aliaga (28), una de Las Correntinas, se dio un tiempo entre sus actividades diarias para hablar con La Voz…, de la experiencia de haber viajado más de 25 horas para enfrentar los rápidos chinos en un encuentro mundial. Explica que el equipo nació por la voluntad de cada una de ellas para formar un club que les permitiera dar libertad a la pasión que tienen por los rápidos de aguas blancas. Así las cosas, en el año 2016 nacieron oficialmente como club y los desafíos importantes como este encuentro o el próximo mundial de Aluminé, Argentina, aparecieron rápido y ellas, por cierto, no le hicieron la finta.

“Nos conocimos en el río, acá en Pucón y cada una quería hacer un equipo entonces nos conocimos y nos comenzamos a formar. Al principio se fueron rotando hasta que quedaron las definitivas, que son las más motivadas. No era necesario tener experiencia, sino que la motivación”, cuenta Valentina Aliaga.

Valentina, quien estudió Bioquímica, para luego de licenciarse en esa carrera, decidir por estudiar turismo en la sede Pucón de la Universidad de la Frontera (UFRO), cuenta que en esta última carrera le enseñaron a guiar una balsa de rafting, pero que fue ella misma quien se adentró en los conceptos competitivos de la actividad: “A través de esos conocimientos pude empezar a instruirme más en la competencia. Participé en eventos, festivales y clínicas. El año pasado fui a Rusia y ahí aprendí harto de la competencia. Como no tenemos entrenador buscamos en internet, también con contactos y amigos para que nos ayuden”.

La joven explica que la competencia en China, realizada entre el 25 de junio y el 1 de julio, fue patrocinada por la Federación Internacional de Rafting (IRF por su sigla en inglés) y que el objetivo, aparte de la competencia, era que en China el rafting se conociera como un deporte de alta competencia. “El objetivo de esto era más dar a conocer a China lo que era el rafting, porque en China se hace rafting, pero no de competencia. Hay sólo un equipo de hombres que se está recién formando. Gracias a esto pudieron mostrarle a la gente lo que se está haciendo en el río”.

Valentina Aliaga cuenta, además, que la competencia estuvo dividida en tres modalidades: velocidad (en una distancia de 400 metros y es por tiempo), head to head (lo mismo, pero se compite contra otro equipo), y una de larga distancia. Dice que los resultados para ellas fueron buenos, ya que consiguieron el quinto lugar de entre nueve equipos. Algo importante para ellas, ya que era la primera vez en un torneo de estas características.

Pero además obtuvieron un galardón particular. Se llevaron el premio al “espíritu del rafting”, por mostrar un alto nivel de compromiso, amistad, compañerismo y actitud, entre otras cosas.  “Lo mejor es que supimos en qué nos estamos equivocando. Y eso es lo que vamos a entrenar para que nos vaya mejor en el mundial”, explica Valentina.

Las Correntinas de Pucón tienen ahora la vista puesta en el mundial de Aluminé en noviembre. Pero antes de eso deben pasar por la eliminatoria nacional que aún no está definida dónde se realizará. Ahora, en Septiembre, tienen en Pucón otro torneo de carácter nacional, aunque no está patrocinado por la IRF, sino que por la Federación Mundial de Rafting (WRF por su sigla en inglés). Obviamente, como son federaciones diferentes el nacional de Pucón no será clasificatorio para el mundial de Argentina, patrocinado por la IRF.

 

Ayuda municipal

Pero también hay un área de Las Correntinas que va más allá de la competencia y los temibles rápidos del Trancura. Ellas dan vida a una escuela de rafting para niños. Si bien el proyecto está en una etapa inicial, aprovecha el espacio para pedir el compromiso de los padres y apoderados de los chicos que asisten: “Nosotros necesitamos que los apoderados se involucren en este proyecto. No sólo que lleven a los niños. Nosotros no estamos pidiendo plata, sino que estamos pidiendo apoyo y motivación porque así se pueden hacer proyectos súper lindos”.

Valentina Aliaga espera que de esas escuelas salgan nuevos talentos para este deporte, tanto a nivel masculino y femenino. Espera, eso sí, el apoyo de los empresarios locales, particularmente de los hoteleros, ya que se hace necesario contar con una piscina temperada para que los niños se puedan meter al agua en invierno y practicar: “Hemos tratado de buscar una piscina temperada para que nos apoyen, pero como nosotras tampoco tenemos plata es difícil pedir ayuda sin dar dinero a cambio. Podemos dar muchas otras cosas, pero todavía no nos toman mucho en cuenta”.

Quien sí ha ayudado ha sido la municipalidad de Pucón. La principal entidad pública aportó remos de competición para que las deportistas vayan a China y ya tiene aprobada y tramitada una subvención para que el equipo compre una balsa: “Tenemos la balsa solicitada y sólo esperamos el cheque de la municipalidad”.

 

Si quieres conocer más sobre Las Correntinas, haz click para visitar su página de Instagram.