(VIDEO) Municipalidad multa a Socovesa por verter líquidos con sedimentos al lago y evalúa paralizar las obras

Pese a que la empresa inmobiliaria tenía autorización del Serviu para secar napas y usar colectores de aguas lluvias para evacuar el agua, no había informado a la entidad pública local y tampoco tenía plan de manejo.

La municipalidad de Pucón infraccionó a la empresa Socovesa por verter líquidos. Así fue informado durante las últimas horas de la tarde de este jueves, luego de conocido un video publicado por la página de Facebook de UDOL, en el que se puede apreciar desde la altura como líquido color café verdoso ingresa a las aguas del lago desde el canal que sale a la históricamente conocida “playa de los boteros”.

“La Dirección de Aseo Ornato y Medioambiente, comunica que con fecha 31 de julio del presente, un profesional de la Unidad Ambiental en conjunto con Inspección Municipal acudieron al sector de la playa grande, específicamente a la desembocadura del canal colector de aguas lluvias, por el aviso del vertido de aguas de origen desconocido al lago Villarrica”, se lee en el texto subido a las redes sociales de la municipalidad.

El comunicado agrega que el agua turbia proviene de la empresa, la que estaba operando con un permiso otorgado por el Serviu para secar las napas subterráneas y poder seguir con una obra inmobiliaria en el sector del pasaje Ramón Quezada (al final de Colo Colo). En principio, la autorización es para conectarse a los colectores de aguas lluvias del Serviu y poder evacuar los líquidos. El problema es que el agua está arrastrando sedimentos, principalmente tierra y por eso el color que sale en el canal, lugar donde descarga la tubería que evacúa el agua lluvia.

“Se constató en el lugar que el agua vertida provenía de una obra de la empresa constructora Socovesa S.A., la cual corresponde a agua de origen subterráneo, verificando que el agua solo presenta sedimentos (Tierra y arena), lo cual hace que su coloración sea lechosa, debido a que es extraída mediante motobombas de las excavaciones ejecutadas por dicha empresa”, agrega el comunicado. Se estima que estará por cerca de un mes el vertimiento.

Con todo, la municipalidad decidió infraccionar por dos razones. La primera, por no informar de la situación y por no presentar un plan de manejo de la acción. Todo esto de acuerdo a la ordenanza municipal. Durante las últimas horas de  ayer la municipalidad analizaba la posibilidad de paralizar las obras a la espera de analizar las aguas y saber cuál es el contenido de ellas.