Tala de árboles en Altos del Trancura: tribunal condena a empresa a pagar más de $121 millones, pero inmobiliaria apela

Fallo apunta a que el corte fue sin los permisos correspondientes y además obliga a la compañía a realizar un plan de reforestación. Demandados sostienen que medición del terreno no es la correcta y que ya tenían un plan de manejo con aprobación técnica.

Por Rodrigo Vergara

Fue el pasado tres de febrero cuando un video captado por el guía de rafting, Álvaro Bueno, se viralizó en redes sociales. Las imágenes mostraban el bosque nativo aledaño a los saltos del Marimán, a orillas del Trancura, arrasado por las máquinas que realizaban senderos para un negocio inmobiliario que de la empresa Altos del Trancura. El proyecto, según se supo posteriormente, pretende levantar en el lugar un loteo con 269 parcelas urbanizadas en un terreno de 142 hectáreas; además de eso contempla una laguna artificial de una hectáreas, cuatro piscinas, un camino principal, club house y helipuerto. Las reacciones no se hicieron esperar, la municipalidad interpuso un recurso de protección que hasta hoy mantiene paralizadas las obras. Además, la Corporación Nacional Forestal(Conaf) inició una acción en el Juzgado de Policía Local por lo que consideró era una tala ilegal de casi siete hectáreas de bosque.

Y esta última acción ya tiene un resultado, ya que la semana pasada el tribunal dictaminó que la empresa demandada, Inversiones Santa Amalia, debe pagar la suma de $121.530.000, además de implementar un plan de manejo de corrección o de reforestación de la zona afectada. Además, también se decretó el comiso de la leña, la que deberá ser recuperada por Conaf y vendida en una subasta pública.

El fallo, cuya apelación fue ingresada el lunes por el abogado Edmundo Figueroa, quien representa a la empresa infraccionada; señala que el día de la fiscalización los funcionarios de Conaf constataron en terreno la corta de árboles del tipo de raulí, coigüe y lingue en una superficie de 6,9 hectáreas. “Se realizó una faja de 18 metros de ancho por 3,8 kilómetros de largo, superficie que se cortó a tala rasa el bosque nativo existente”, se lee en el fallo, el que agrega: “De la corta se obtuvieron 4.051 metros de leña, con un valor de $15.000, por lo que el valor de los productos es de $60.765.000, valor que para el cálculo de la multa se aumenta el doble”.

La parte demandada hizo llegar a la redacción de La Voz…, a través del abogado Edmundo Figueroa, los principales argumentos de la apelación. En un correo electrónico señalan que si bien la empresa reconoció la infracción considera que la superficie está mal medida. “El perito designado por el Tribunal, el Ingeniero Forestal Fernando Cerda, fijó la cuantía en 1980 m3 de madera. Conaf dijo 4.051 m3. La sentencia acogió la tesis de Conaf y nosotros estimamos que esa medición es errónea”, dicen.

Además agrega que el tribunal no acogió dos atenuantes, la primera de ellas, la irreprochable conducta anterior y la segunda es que la empresa infraccionada había ingresado un plan de manejo y ya había, según ellos, una aprobación técnica para la tala.