Rompen letreros que alertaban sobre venta de loteos irregulares

Junta de vecinos Entre Ríos denuncia vandalismo en contra de anuncios para que las personas se abstengan de adquirir predios menores a cinco mil metros cuadrados.

 

Fueron instalados el martes y ya el jueves estaban destruidos. Esa fue la corta vida de los letreros que instaló la junta de vecinos Entre Ríos que abarca desde el Puente El Turbio hasta el Puente Metreñehue. La idea de la señalética era informar y alertar que la compra de terrenos de menos de cinco mil metros podía convertir en un problema mayor y traía una serie de complicaciones. Además de que podía estar siendo víctima de un delito.

Así lo señaló Claudia Ríos, tesorera de la junta de vecinos, quien explicó que el objetivo de los letreros era alertar a eventuales compradores que se abstuvieran de adquirir terrenos de menos de media hectárea y para ello expresaban tres ideas fuerza sobre los denominados loteos irregulares: no se puede construir, no se puede cercar y no se puede instalar medidor de agua y luz (ver imagen original al final de la nota).

“No queremos que se convierta en una población, sobre todo porque no está regulado. No hay alcantarilla, sistema de recolección de basura día por medio. No tenemos agua para todos los vecinos y los que compramos aquí compramos porque queríamos vivir en parcelas con más espacio. En la última reunión (de la junta de vecinos) se aprobó poner estos letreros con plata de la junta de vecinos”, explica Claudia Ríos, quien señala que fueron dos los letreros que fueron instalados. Uno frente a un costado de la ruta, a metros del Puente Metreñehue y el otro al interior del loteo donde ella vive. Ambos, por cierto, fueron destruidos.

La campaña cuenta con el apoyo de la municipalidad, organismo que a través de su Dirección de Obras inició una fuerte arremetida en contra de estos denominados loteos irregulares y, de hecho, ha llevado varios casos a la justicia.

Claudio Ríos cuenta, además, que la directiva de la junta de vecinos planea realizar una denuncia a la fiscalía por el hecho.