Fiscalía investigará abusos denunciados por las víctimas del padre Damián Heredia

El persecutor Ítalo Ortega decidió incluir el caso en la indagatoria que lleva por hechos similares en La Araucanía. Pese a que el sacerdote falleció en 1992, causa podría establecer qué fue lo que sucedió y por qué no prosperó la acusación en los tribunales de aquellos años.

Por Rodrigo Vergara


El Ministerio Público decidió investigar los abusos sexuales denunciados por, al menos, dos víctimas en contra del sacerdote Damián Heredia Carrasco. Si bien los hechos ocurrieron en Pucón a principios de la década de los ‘80 y el religioso falleció el año 1992 en Ovalle, la fiscalía igual incluyó el caso en la causa que se sigue en la región por este tipo de hechos perpetrados por miembros de la iglesia católica.

Así lo confirmó el fiscal especial designado para estos casos, Ítalo Ortega, quien explicó que decidió incluir las denuncias en contra del sacerdote, luego de los testimonios publicados el lunes recién pasado por La Voz…. .“Se ha tomado conocimiento de los antecedentes publicados en el mérito de lo cual vamos a decretar diligencias a objeto de ubicar a quienes aparecen como víctimas en la publicación para recabar sus testimonios y a través de determinar los siguientes cursos de acción”, explicó el fiscal Ortega, quien agregó que se deben precisar la época en la que ocurrieron los hechos y si es que hay otros actos que podrían constituir delito como eventuales encubrimientos.

La causa se enmarca en medio de la doctrina que ha impuesto el fiscal nacional Jorge abbott en torno a estos casos. La idea del jefe máximo del Ministerio Público en Chile es investigar las denuncias y sólo luego de ello decretar las medidas que correspondan, entre ellas, eventuales, sobreseimiento por fallecimiento (como podría ser este caso) o por prescripción debido a los años transcurridos desde que los delitos sucedieron.

“Dentro de los lineamientos de la Fiscalía Nacional y de lo que señala también la ley vamos a realizar las diligencias, establecer cuáles son los hechos que ocurrieron en ese tiempo y también, en este caso en particular, determinar cuál es la causa en la que se habrían investigado estos hechos para determinar cuáles fueron esos antecedentes”, sostuvo Ortega. Esto último no es menor, ya que permitiría conocer la verdadera razón de por qué los tribunales de la época no siguieron indagando en la denuncia.

Juan Carlos Morales, una de las víctimas que entregó su testimonio a La Voz…, se mostró tranquilo y esperanzado en encontrar algo de justicia. “Esto es el otro lado de lo que he vivido y yo sólo quiero justicia tanto del Estado como de la sociedad. Somos sobrevivientes de unos sinvergüenzas”, señaló.

Pese a que el sacerdote falleció, la investigación que realizaría la fiscalía es relevante por varios elementos. Entre ellos, es que por primera vez se podrían establecer el cómo ocurrieron los hechos y qué fue lo que realmente sucedió, incluyendo eventuales encubrimientos de parte de miembros de la iglesia y de laicos. Lo anterior, aparte de reivindicarlos frente a una comunidad que en los tiempos de las denuncias no los trató con la dignidad que requería su calidad de víctimas; también podría darles piso para eventuales búsquedas de reparaciones de parte de la iglesia.

Por ahora se espera que ambas víctimas que entregaron su testimonio a La Voz…, puedan hacerlo también ante el fiscal Ortega, quien además deberá ubicar a otras posibles víctimas del religioso.