Contaminación del lago: más de 10 mil viviendas no poseen alcantarillado y descargan en fosas sépticas

El dato fue entregado por la dirección de Medio Ambiente municipal y pone esta situación como una de las principales problemas frente a la saturación de la cuenca.

Por Rodrigo Vergara/ Fotografía aérea Ignacio Sepúlveda

 

Un dato no menor fue transparentado durante la mañana de este miércoles en el coloquio organizado por la municipalidad para analizar lo referente a la saturación del Lago Villarrica. Se trata de las cifras que indican que más de 10 mil viviendas de Pucón se encuentran sin alcantarillado. Así lo señaló la encargada de la Dirección de Medio Ambiente de la municipalidad, Evelyn Silva, quien indicó que los antecedentes fueron entregados por la empresa Aguas Araucanía y se desprenden del universo de conexiones que indican que solo el 37 % de las casas del área urbano están con agua potable y alcantarillado. El resto, es decir el 63%, sólo tiene agua potable.  Para ser más exactos, de las 17.356 viviendas existentes en Pucón, sólo 6.485 tienen alcantarillado. O sea, 10.871 simplemente descarga en fosas.

“Esto es solamente las que están identificadas por Aguas Araucanía y esto es lo que se tiene que ir haciendo. Pero aún así la información es totalmente relevante. Ya se tiene, en cierto modo, un número para poder trabajar en ese tema. Es absolutamente necesario poder trabajar en aquellas viviendas que no están conectadas al alcantarillado. Este es un dato duro y es algo en lo que hay que trabajar”, expresó Evelyn Silva.

El tema podría no ser menor en todo el universo de potenciales fuentes contaminantes del lago, ya que las viviendas que no tienen alcantarillado descargan en fosas sépticas que, necesariamente, terminan con los residuos orgánicos en las napas subterráneas que van a dar al lago. Y si los datos son correctos, esta situación se transformaría en una de las principales fuentes de contaminación del lago. “Son muchas otras fuentes, pero una de las principales es no estar conectado al alcantarillado”, corrobora la directora de Medio ambiente municipal, quien agrega que se ve que los niveles de nitrógeno y fósforo (los principales agentes gatillantes de la contaminación) suben considerablemente en verano cuando el pueblo recibe la mayor carga de población flotante con los turistas.

En este mismo tema también será relevante la información que logre levantar el catastro que realiza la Unión Comunal de Juntas de Vecinos Urbanas, organización que se abocó a determinar exactamente cuántas familias y dónde están las viviendas que tienen este problema. “Lo que importa para nosotros es tratar de buscar solución a un grave problema social que aqueja a nuestros vecinos y como no queremos que esto sólo sea una cifra y, como tantos otros problemas, sólo se quede en estudios, queremos llegar a las autoridades con el dato real para colaborar en buscar soluciones”, sostuvo Roberto Uribe, presidente de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos Urbanas, quien agregó que tienen a 600 familias catastradas.

 

Vertimientos

Quien también estuvo en el encuentro fue el experto de la seremi de Medio Ambiente, Pablo Etcharren, quien aclaró que en el estado en el que se encuentra el lago, cualquier vertimiento de material es negativo para el ecosistema. Incluso si es sólo tierra y barro como argumentó la empresa Socovesa cuando a principios de agosto fue multada por verter líquidos al lago. En esa oportunidad, la compañía inmobiliaria se defendió con el argumento de que sólo se trataba de tierra y barro de una napa subterránea.

“Cualquier elemento extraño que no está presente en el lago y que se vierte genera una consecuencia. En este caso, si bien hablamos de aguas que pueden tener barro, tierras o material más inorgánico, también produce un efecto que hay que tener en consideración y que es el aumento de la turbidez del agua, lo que se traduce también en una pérdida de la transparencia del agua que también es un parámetro que está normado”, explica Etcharren.

El experto agrega que es necesario que las empresas tomen los resguardos para que estas situaciones no ocurran. La idea, según su criterio, es que pueda existir un monitoreo permanente de estas empresas inmobiliarias que trabajan cerca del lago.

Por ahora, según lo reporteado por La Voz…, Socovesa está autorizada a trabajar en el área seca de la obra, no así en el secado de la napa subterránea que fue lo que generó la crisis ambiental de agosto. En todo caso, el Servicio de Evaluación ambiental (SEA) solicitó los antecedentes para chequear si está todo en regla y si hubo o no una elusión al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA).