Eduardo Pino, nuevo Dideco: “Tengo que responder a la confianza que me da el alcalde en términos políticos y sociales”

El recién contratado encargado de las organizaciones comunitarias y el área social de la municipalidad establece las prioridades de su gestión. Asegura tener la sensibilidad en temas transversales y de alto impacto como el medioambiental o los caminos deficientes.

 

Por Rodrigo Vergara

 

Eduardo Pino (42) siempre hace énfasis en su segundo apellido: Ñanco. Y es como si el primero pasara casi inadvertido. Y claro. No es menor. Su segundo apellido lo marca en sus raíces más profundas. Es hijo de la lonco mapuche Tránsito del Carmen Ñanco. Una líder de las comunidades de Llafenco y Palguín. Por lo mismo, Pino Ñanco, el nuevo Director de Desarrollo Comunitario (Dideco) de la municipalidad de Pucón, es marcadamente un hijo de esta tierra. Casi en sentido literal. Y eso, por cierto, es algo que podría jugarle muy a favor en su labor como el encargado social de la municipalidad y el nexo de la administración política local con las organizaciones sociales.

Además de eso, hay que sumarle que Eduardo Pino trabajó por casi ocho años en la municipalidad de Pucón, entre 1997 y 2005. Y desde ahí, saltó a la municipalidad de Panguipulli en donde estuvo por otros ocho años. Se declara un sureño confeso. Tanto que no soportó el clima en Curacaví, lugar donde estuvo desarrollando la misma labor que enfrenta ahora en Pucón, pero en el que no aguanto el clima. Con todo, sabe que lleva en un momento clave, en el que su rol resultará relevante para evaluar los últimos dos años previos a una nueva elección que, probablemente, tendrá otra vez como protagonista al alcalde Carlos Barra. Pero se nota un tipo pausado. Y así enfrenta su primera entrevista con La Voz…. y parte por reconocer que conoce el sistema municipal muy bien.

“Tengo experiencia y la he ido adquiriendo durante el tiempo y manejo el desarrollo y los programas. Por mi formación personal y profesional, siempre ligado a los programas sociales. Siempre ligado a esas materias”, dice el planificador social de profesión.

 

— ¿Cómo se gesta tu llegada acá, venían conversando con el alcalde o fue por la urgencia de la salida de Miguel Chaparro, el anterior Dideco?

“Tuve un llamado la semana pasada y agendamos un día (con el alcalde) y me ofrece la Dirección de Desarrollo Comunitario. En su momento, cuando regresé de Panguipulli pasé a hablar con él y contarle que había terminado el período y contarle que estaba a disposición y que pretendía quedarme acá y no pretendía irme de mi comuna. Siempre estuvo como la opción en caso de requerir a alguien con experiencia en cualquier área, no sólo en la Dideco”.

— ¿Cuál es tu idea o impronta que con la que vas a plantear tu trabajo acá?

“Todos los trabajos para mí son un desafío enorme, independiente de que conozca la materia. Todas las comunas son distintas y tienen realidades muy distintas. Los territorios tienen necesidades muy distintas. Por lo tanto, tenemos que ponernos en el contexto en el cual nos encontramos y desde ahí hacer la mirada de cómo abordar los problemas sociales que puedan existir a través de los programas existentes en el municipio. Entonces, hoy día hay que enfrentar varias situaciones en la comuna. Existen necesidades y requerimientos. Hay muchas demandas de parte de la ciudadanía”.

 

— ¿Qué le pidió el alcalde en particular?

“Una de las cosas que me ha pedido el alcalde es fortalecer el trabajo comunitario a través de las organizaciones territoriales y funcionales, que son muchas en la comuna y también mapuches. Eso quiere decir, tener cercanía, fortalecer los equipos de trabajo, acercar los programas a la comunidad. Trabajar de la mano con el dirigente. Identificar las necesidades y problemas de que cada comunidad y territorio tenga y poderlos abordar”.

 

— ¿Cuáles son las urgencias que te planteó el alcalde en ese sentido de trabajo?

“Va a depender de la necesidad de cada localidad y de cada sector del territorio de la comuna y como recién estoy asumido, ya estoy solicitando reunirme con las uniones comunales de juntas de vecinos, urbanas y rurales. Creo que ese es el primer paso para presentarme. Conversar con ellos, saber en qué están; cuáles son sus requerimientos y las demandas que ellos reciben a través de sus distintas juntas de vecinos tanto urbanas como rurales y desde ahí empezar a trabajar de la mano con ellos porque son los representantes de las organizaciones. Y de ahí bajar el trabajo a terreno. Aterrizarlo”.

 

— ¿Te planteó el alcalde algunas debilidades que él percibía en esta unidad y que quisiera reforzar?

“Me hace referencia a que podamos mantener o fortalecer aún más la Dirección propiamente tal. La Dirección es muy amplia. Tiene muchos planes y programas. Hay bastante personal. Entonces, principalmente es fortalecerla, unirla, colaborar y aprender, también, de ellos, porque también tienen ellos una experiencia de tiempo de trabajo. Más que nada, fortalecer el trabajo que ya están desarrollando. Mejorar lo que se está haciendo más o menos y replicar las buenas prácticas”.

 

— ¿Te planteó el alcalde qué era lo que se estaba haciendo “más o menos”?

“No tuvimos tanto tiempo para conversar esos temas. Quedamos de conversarlo con más tiempo. Él tiene, efectivamente, una preocupación de algunos temas que le gustaría ponerlo como en primera necesidad, pero no hemos tenido el tiempo, todavía, de poderlos analizar uno por uno”.

 

— ¿Tenías contacto, previo, con otros directivos de la municipalidad? Te pregunto por si tienes una visión externa de la situación de la municipalidad.

“Por supuesto que un ciudadano tiene una visión propia de su lugar donde vive”.

 

— ¿Y cómo era esa visión?

“Para el sector donde tengo contacto y donde vivo, los problemas comunes a diario que se pueden generar en invierno o en verano y que son parte de la convivencia normal. Obviamente que me impresionó mucho lo que estaba pasando con el tema medio ambiental en términos generales. Obviamente que esa es una preocupación transversal. Le preocupa a la autoridad, a los vecinos, a las comunidades. A todos”.

 

“Estamos claros que los Directores de Desarrollo Comunitario somos la cara y el brazo político de toda autoridad local y, por supuesto, uno al contar constantemente o hasta que las confianzas no digan lo contrario, uno va a tener que desempeñar la labor política social como corresponde”

 

— Te pregunto porque en el último tiempo han aparecido una serie de temas que, si bien, siempre existieron, no estaban con la fuerza que están ahora como los caminos y el medio ambiente…

“Hay muchas cosas que he seguido en las redes sociales y efectivamente comparto el sentimiento que tienen los vecinos cuando tenemos caminos malos o accesos deficitarios y eso pasa por un no mantenimiento adecuado y correcto de los mismos. Entonces uno se pregunta ¿a quién le compete? ¿Por qué no se hace? O ¿qué se ha hecho? En ese sentido, por supuesto que me he estado informando siempre y, como tengo claro, desde la experiencia que tengo, a quien le compete cada una de las obras. Y muchas veces hay gente que no entiende quién es el responsable final”.

 

— Pero para la gente común, el primer representante del Estado siempre será la municipalidad…

“Siempre va a ser así. Y creo que la autoridad comunal, yo viéndola como ciudadano común y corriente todavía, no como funcionario municipal, creo que vi bastantes gestiones y fue categórico en algunas entrevistas que ví de don Carlos cuando vi que hizo gestiones con la autoridad regional y nacional. Estuvo con quienes tiene que asumir las responsabilidades políticas”.

 

— Porque todo este sentimiento de los caminos, la contaminación y el lago está presente y vas a tener que lidiar con eso…

“Es un sentimiento de todos. Este sentimiento es transversal. Todos los sentimos. Así como sentimos también una alegría cuando se construye algo o se inaugura algo que va a beneficiar transversalmente a todo un sector y un territorio de la comuna”.

 

— ¿Cómo te vas a plantear frente a tus equipos? ¿Vas a mover gente? ¿Vas a evaluar? ¿Qué harás?

“Por lo pronto, llegué en una fecha donde hay una planificación bastante concreta que son las actividades de fiestas patrias. Y estoy enfocado, directamente, al desarrollo de las actividades de fiestas patrias. Llegué a coordinar y a dirigir varias de ellas. Por lo pronto no me da el tiempo para hacer algún tipo de reunión antes. Sin embargo, tengo súper claro que una vez finalizadas las actividades de fiestas patrias, a fines de septiembre, voy a reunirme con todos los encargados de planes y programas que dependen de la dirección y voy a trabajar con ellos en una reunión para, primero ver el análisis presupuestario que hay a la fecha y cuál es la función específica y el rol que cumplen y conocerlos bien. Yo, personalmente, vengo a conocer y a respetar la planificación que está hecha”.

 

— Tu llegas a trabajar a, eventualmente, los dos últimos años de este período alcaldicio y él ha manifestado públicamente sus intenciones de reelegirse. En ese contexto tu posición es clave por tu trabajo con las organizaciones sociales y dirigentes. Es importante por cómo se va a evaluar la gestión de Carlos Barra…

“Estamos claros que los Directores de Desarrollo Comunitario somos la cara y el brazo político de toda autoridad local y, por supuesto, uno al contar constantemente o hasta que las confianzas no digan lo contrario, uno va a tener que desempeñar la labor política social como corresponde. Él (Barra), antes me dio la oportunidad. Mis inicios y formación fue en el municipio de Pucón gracias a la oportunidad que el alcalde me dio. Hoy día me la vuelve a dar y tengo que responder a esa confianza. Tengo que responder a la confianza que me da el alcalde en términos políticos y sociales”.

 

— En ese contexto ¿haz tenido reuniones o contactos con el anterior DIDECO, Miguel Ángel Chaparro?

“No tuve el tiempo, porque cuando yo empecé, el Dideco anterior, Miguel Ángel Chaparro, con quien somos muy conocidos con su familia (yo trabajé muchos años con su papá). No tuve una oportunidad de tener una conversación porque cuando él se fue, no sabía qué Dideco iba a llegar y cuando llegué, él ya se había ido, entonces no hubo un traspaso de información. Pero hoy hay mucha información automatizada y mucha información que la manejan los apoyos administrativos y ellos continúan”.