Viviendas sociales para Pucón: hablemos de prioridades

* Por Cristian Hernández


Sin duda uno de los principales problemas de nuestra comuna es la escasa oferta de soluciones habitacionales para nuestra gente. Si sumamos los comités de vivienda al alero del municipio, con los comités que han tenido que organizarse y buscar la oportunidad en otras instancias independientes, llegamos a más de mil familias que sueñan con la casa propia.

Tengo la convicción de que “la casa propia es un derecho y no un beneficio,” donde las familias puconinas deben tener la opción concreta de vivir de forma digna e independiente en un espacio propio. Es lo básico si queremos construir una sociedad más justa.Sobre todo, si vivimos en una ciudad turística con tantas oportunidades, de esta manera nuestra gente puede desarrollarse plenamente junto a sus familias y así sentirse parte de una comunidad con vocación hacia la visita.

El no contar con un desarrollo urbano que, en igualdad de condiciones, ponga en el eje principal a las personas como parte de una planificación consensuada, armónica, integrada y decidida de la distribución de los espacios públicos – habitacionales, lamentablemente deja de manifiesto la evidente segregación territorial, el crecimiento inorgánico de la comuna,nuestra propia gente forzada a buscar su sitial más alejado del casco urbano, haciendo que sus costos de vida sean más altos y complejos.

Uno de los problemas de fondo en nuestra comuna está vinculado a la tensión existente por el avanzar desmedido de la gestión inmobiliaria, rubro que se anticipó en la compra de terrenos y se ha extendido por todas las latitudes de nuestro territorio. Sería muy penoso que se tenga que llegar a negociar con ellos de forma condicionada para dar soluciones habitacionales a nuestra gente.Sería un gran negocio para las inmobiliarias a costa de la necesidad básica de la vivienda. Claramente, si se hubiera planificado hace 20 ó 10 años atrás, con una mirada de futuro y en función de lo básico que es la casa propia para nuestra gente, hoy podríamos dar una respuesta sólida a esta necesidad manifiesta que aqueja a más de mil familias en Pucón.

Durante todos estos años como concejal de Pucón, he podido evidenciar en terreno cuáles son las reales necesidades de nuestra gente. La casa propia sin duda debe ser la prioridad número 1 en la comuna.Para ello debe existir un énfasis en fortalecer el área que vincula a la ciudadanía con las herramientas del Estado.Se requiere más apoyo técnico – profesional para cubrir toda la demanda, con mayor razón aquella que no está incluida bajo el alero municipal.

Analizando en profundidad el presupuesto que tenemos como comuna al año, más de 22 mil millones de pesos (33 millones de dólares), que en proporción es más que cualquier otra comuna de Chile, sumado a esto los mil millones adicionales al actual presupuesto que tendremos dentro de 2 años por conceptos de la nueva licitación de casinos,podemos redistribuir responsablemente nuestros recursos, liberar por lo menos mil millones de pesos y comprar con fondos propios terrenos para la vivienda de nuestra gente… ¡se puede, es cosa de priorizar!

La base de nuestras familias se sustenta en la casa propia, es el primer objetivo de la gente que quiere contribuir a una mejor sociedad. No podemos desentendernos de aquello. En Pucón, nuestras familias no pueden seguir esperando, podemos distribuir mejor los recursos, comprar terrenos con fines habitacionalesy entregar las condiciones básicas para una sociedad digna e integrada en todos los sectores.

* Cristian Hernández es relacionador público, productor de eventos y concejal de Pucón