Plan Regulador Comunal de Pucón: nuestra planificación es lo primero

* Por Cristian Hernández

Me es preciso compartir con ustedes mi punto de vista en relación a la urgente medida de actualizar nuestro Plan Regulador Comunal, para muchos la gran oportunidad de poder planificar un desarrollo territorial armónico, sustentable y consensuado por todos.

Para mí este instrumento tiene muchas herramientas que sin duda apuntan a mejorar la Comuna. A modo personal, la real necesidad de actualizar nuestro Plan Regulador es, en primer lugar, incluir en el límite urbano las zonas residenciales emplazadas a las afueras del casco urbano. Espacios que han ido creciendo con el esfuerzo individual y colectivo de las familias Puconinas, con el fin de poseer un lugar digno y propio donde desarrollarse. Familias que han esperado años este cambio de zonificación que hasta el día de hoy tienen dificultades territoriales, un carácter de ruralidad y que están lejos de todo plan e intención de urbanización a mediano plazo.

Un límite urbano que permita dar cabida a las distintas viviendas, casas de nuestros vecinos, escuelas, villas, edificaciones públicas, comercio menores y otros servicios e instalaciones que se han ido desarrollando en distintos sectores en los últimos 20 años. Inmuebles que, aunque cueste entender que estando a escasos metros del Camino Internacional o incluidos en la misma ciudad desde un plano genérico, carecen de red de agua potable, instalaciones eléctricas, servicio de alcantarillado, calles con pavimento, veredas, luminarias, grifos, plazoletas y otros aspectos básicos de urbanismo que nuestra gente tiene como derecho esencial en una sociedad (con mayor razón si somos una ciudad turística),

Esta actualización del Plan Regulador debe tener principal énfasis en las soluciones habitacionales para las más de mil familias que carecen de la tan anhelada casa propia, proyectando los terrenos y espacios físicos para la construcción de viviendas sociales para nuestra gente. Con instrumentos como éste debemos planificar primero los evidentes aspectos urbanos que la Comuna necesita con urgencia. Es ahora donde tenemos que acortar la brecha de la desigualdad territorial en nuestro querido Pucón.

El extender los límites de urbanización no solo debe ser un argumento válido para descentralizar los servicios que están situados en su gran mayoría en el centro de la ciudad, también debe ser la herramienta más útil hoy en día para regularizar los accesos, vías, calles y pasajes que permitan dar una conectividad segura e integrada a los habitantes de nuestra comuna.

Las carencias urbanísticas de nuestra ciudad, lamentablemente se amparan en los límites urbanos que NO han sido modificados desde 1994, debido a que el Plan Regulador Comunal no puede ser actualizado si no se actualiza el Plan Regulador Intercomunal Villarrica-Pucón, que fija las fronteras de ambas comunas desde el año 1978.

Sin duda, otra de mis principales preocupaciones de ésta demora en la actualización del PRC, es la proliferación de la gestión inmobiliaria que se ha ido ramificando por todo nuestro territorio, edificando departamentos segunda vivienda, principalmente en altura, aumentando la densidad en espacios reducidos, la carga ocupacional en pocos metros cuadrados sobre todo en época estival, vacaciones, fines de semana largos y feriados.

Esto, aparte de generarnos una preocupante congestión vehicular, saturación en los escasos accesos, deterioro en nuestros caminos, además nos causa un tremendo daño en la economía local establecida en función del turismo, cabañas, hoteles, hostales, restaurantes, comercio, artesanía y otras instalaciones que han vivido históricamente de la visita (viajeros – turistas – visitantes) que ya no ocupan estos servicios en Pucón.

Por lo anterior, soy un convencido que lo primero que tenemos que hacer es pensar en nuestra gente a la hora de actualizar el Plan Regulador Comunal. Hay una ciudadanía entera que tiene el derecho a desarrollarse plenamente en un territorio armónico y ordenado que les pertenece a todos. Tenemos la obligación y aún estamos a tiempo de planificar de mayor forma el futuro de las nuevas generaciones.

 

* Cristian Hernández es relacionador público, productor de eventos y concejal de Pucón