De los creadores del Puente Cau Cau llega… (la tercera vía o berma)

Fotografía aérea Javier Sepúlveda

Una foto aérea de la tercera vía o berma en el sector del Puente El Claro.

De un tiempo a esta parte Chile se ha convertido en un país donde la mediocridad pareciera ser la norma. El trabajo mal hecho, el sacar la vuelta, no cumplir con los horarios, y una serie de etcéteras, nos han convertido en un país con lógica de maestro chasquilla. Una especie de lugar en que todo se presta para un meme. Una larga y angosta faja de memes.

El problema es que en Pucón no somos la excepción que confirma la regla. Lamentablemente la chapucería en torno a la denominada “tercera vía” devenida en una “berma multipropósito” nos puso en la ruta de las tonteras viales que tienen en los ingenieros que implementaron los brazos basculantes del Puente Cau Cau a sus mayores exponentes.

Es decir, la confusión generada por una demarcación que nadie entiende y un uso con el que nadie se atreva a encasillarse, hacen de los más de $700 millones invertidos en la obra (incluidos los semáforos de Colo Colo con Variante Internacional) un dinero muy mal ocupados. Y no creemos que como Estado y, tomando en cuentas las necesidades del país y de la comuna, estemos en capacidad de tirar ese dinero, literalmente, a la calle.

Por lo mismo es hora de apelar, primero, a los liderazgos puconinos para que puedan apretar a quienes deben responsabilizarse por la obra (el Mop y Vialidad) para que arreglen el desaguisado que dejaron con una pintura que nadie entiende. Si es berma por qué no la delimitaron como tal, en vez de hacerlo como una “tercera pista” que fue, en definitiva, lo que se prometió al inicio de las obras. Por ahora, al menos, una autoridad del Mop regional explicó en Radio Bío Bío que cambiarían las líneas de demarcación. Desde esta tribuna lo imploramos, ¡hágalo rápido! Ayer ya fue tarde. Y agreguen a eso, información vial, folletería, redes sociales y medios de comunicación. Lo que abunda no daña. Hay vidas humanas que podrían perderse por la culpa de la irresponsabilidad, chapucería y el trabajo mal hecho. Y se nos viene el verano. Pucón no puede ser un meme. Pucón no puede ser un mal chiste. Los puconinos no lo merecemos.