Nuevo capítulo de la crisis de Salud: concejo aprueba recursos para funcionarios, pero deja fuera a ingeniero

Complejo debate en el que, incluso, hubo acusación de pérdida de documentos y en el que el jefe de finanzas del departamento tomó distancia de la directora Galle. Alcalde ordena sumario por demanda de acoso laboral.

Por Rodrigo Vergara

 

Vivianne Galle, René Aburto y María Victoria Román en la mesa del concejo.

Fue una mañana intensa la del concejo municipal. Y la tensión estuvo marcada por un nuevo capítulo en la ya larga y hasta tediosa “telenovela” que protagonizan los directivos municipales y que tiene a la jefa del departamento de Salud, Vivianne Galle, como una actriz principal. Una que, otra vez, tuvo un trance complejo. Al menos, así se vio luego de discusión por la liberación de los recursos para aplicar un aumento de remuneraciones a través de un resquicio que otorga el artículo 45 que regula la ley de salud municipal.

El punto es que una vez más se puso en tabla la discusión del tema. Esta vez sin el alcalde Carlos Barra, quien estaba complicado de salud según se dijo y se ausentó de la sesión. Por lo mismo, fue el concejal Cristian Hernández a quien le correspondió presidir. Y, a través de dos cartas hechas llegar por Vivianne Galle al concejo, una vez más se intentó aprobar los recursos para 13 funcionarios de la salud rural y para el ingeniero Roberto Hueche, quien pasaría de honorarios a la fórmula de contrato por un año. Esto último, ya había sido rechazado por el alcalde Barra en reuniones pasadas, quien, sin embargo, estaba de acuerdo en aplicar el aumento de dinero para los funcionarios rurales. La segunda carta integrada por Galle apuntaba a la contratación de un abogado que estuviera cien por ciento enfocado en el departamento.

Así las cosas, el concejal Hernández controlaba y ordenaba el debate en el que también participaba la directora Galle. Era la primera vez que ella se presentaba ante en una sesión de concejo desde que partió la crisis y la polémica a mediados de agosto. Desde ahí en adelante, las cosas se fueron enredando entre lo técnico y lo político. Lo último dado que en la mesa había dos ediles (Julio Inzunza y Natalio Martínez) que manifestaron la idea de aprobar lo de los 13 funcionarios de rural, no visar lo de Hueche, pero aún así, querían que el tema se zanjara cuando estuviera el alcalde Barra, personaje principal en la trama que ha golpeado a los municipales en las últimas semanas. Por otro lado, estaba Juan Carlos Gallardo, quien abiertamente apoyaba a Vivianne Galle. También marcó su posición el DC Omar Cortez, quien presionó constantemente a Hernández para que pidiera una votación con una posición (aprobar a los de rural junto a Hueche), que el alcalde rechaza abiertamente. Por cierto, también apoyó el aumento de sueldo para los rurales.

“Claramente hay un nuevo escenario político en que la presidencia del concejo municipal cobra un rol muy importante en la pugna que se genera ya abiertamente entre el alcalde Barra y el concejal Hernández, lo cual genera una sensación de ingobernabilidad porque, finalmente, si el alcalde no está presente en los concejos su administración se puede ver muy compleja”, explicó Cortez a La Voz…, al final de la sesión.

Pero el tema no sólo fue político. También administrativo, ya que incluso hubo acusaciones de perder documentación. Específicamente un oficio en el que Galle pedía los recursos a la directora de finanzas María Victoria Román. Incluso, se hizo un receso en el debate para buscar el documento y Vivianne Galle llamó a su jefe de finanzas René Aburto, para que respaldara la solicitud y argumentara —se supone— en favor del aumento, incluyendo a Hueche. El problema fue que una vez reanudado el debate, Aburto, sólo defendió los dineros extras para los de rural y no para el ingeniero. Su razón apuntaba a que había problemas de legalidad en esta solicitud en particular. Las caras de varios se mostraron sorprendidos. Y el hecho fue leído, por muchos, como una quitada de piso del jefe de finanzas de Salud a la directora de la unidad. O al menos, que marcó distancia.

Finalmente el debate se zanjó con una votación particular por los trece de rural, lo que fue aprobado con cuatro votos a favor y dos abstenciones (Martínez e Inzunza). No obstante, la opinión del director de control Walter Carter, quien explicó que la forma en la que se obtendrán los recursos (excedentes del presupuesto de Salud) podría tener ribetes de ilegalidad. Lo de Hueche y el abogado no se votó.

Cristian Hernández explicó que su actuación sólo apuntó a resolver el conflicto que se viene arrastrando por varias semanas. “Mientras esté en mi calidad de presidente del concejo, facultad que la ciudadanía y la ley me otorga, agotaré todas las instancias para resolver los conflictos internos. Si tengo que invitar a directivos a ser parte de la mesa, es para que se aclaren los temas y se le de mayor fluidez a las respuestas. La mesa no es un tribunal, ni tampoco se busca exponer al directivo, sino que ver la responsabilidad y dar fluidez”, sostuvo.

 

Sumario

Pero esta definición no es la única arista que se abrió el martes en el conflicto en Salud. Esto, porque durante la tarde del martes se conoció que el alcalde Barra, decidió abrir un sumario administrativo en contra de la directora de Salud, Vivianne Galle y la jefa del consultorio de Los Arrayanes, Gloria Hidalgo y otros dos funcionarios. ¿La razón? La demanda que hizo pública este diario la semana pasada, en que la funcionaria Rosa Molina hacía una serie de acusaciones de acoso laboral en contra de sus jefaturas. La acción quedó a cargo de Yessica Leiva, quien quedará a cargo de la indagatoria.

Este medio trató de contactarse con Vivianne Galle, pero ella señaló que en esta pasada no daría declaraciones.