Nuevas plantas municipales de Pucón: profesionalismo y experiencia para la gestión

* Por Cristian Hernández

Hace unos días, se me presentó la propuesta de la futura Planta Municipal para nuestra comuna, esquema preliminar presentado en 2 ocasiones en comisión de concejo por el Alcalde, junto a un equipo de funcionarios municipales representativos de sus pares. Antes de aprobar el martes 25 de septiembre tuve la posibilidad de hacer un análisis profundo del documento, validando los puntos que son un aporte, haciendo mis sugerencias, observaciones, exigiendo compromisos y de frentón descartando lo que no es necesario a la planta municipal.

Para mi uno de los motivos fundamentales de este cambio está en hacer justicia con los trabajadores funcionarios municipales que han abocado su vida al servicio público, esperando por años una posibilidad de pasar a la planta, siendo testigos de la enorme brecha existente entre los distintos sistemas contractuales y sus garantías bajo el mismo techo!

Otro de los puntos en el que puse mayor énfasis, es en proyectar nuestra planta en función de la evidente vocación turística y alcanzar el bienestar social de nuestra comuna. Es de vital importancia tomar la mejor decisión en base a una planificación seria de lo que queremos para nuestra Comuna por lo menos a 20 años más, ya que se faculta a la municipalidad a fijar las plantas de funcionarios según sus reales necesidades, incluso especifica claramente que esta reforma a la ley busca descentralizar y darle mayor autonomía a los municipios.

En el plano de los nuevos cargos, más que subirse el grado para obtener un mayor sueldo o inventarse trajes a la medida en algunas jefaturas de confianza para pasar a la planta, mi postura se centró fijamente en las nuevas (Direcciones y Departamentos): Dirección de Recursos Humanos / Dirección Jurídica / Dirección de Desarrollo Económico Fomento y Turismo. De igual forma: Departamento de Operaciones y Departamento de Informática, dependientes de la Administración. (Estas las iré especificando en mis próximas columnas).

Estas direcciones y departamentos que se suman a las ya existentes, son de vital importancia para el futuro de Pucón. Se debe elegir éticamente a las personas indicadas, directivos o jefaturas que les corresponda desarrollar su función, debiendo tener un profundo conocimiento de la comuna donde vivimos, entender su dinámica, tener sentido de integración, visión de futuro, humanizar la gestión, trabajar en equipo, saber liderar, entre otros aspectos que por concurso público deben ser exigidos, puestos en evidencia y claramente reglamentados. (Dentro del municipio existe gente con este perfil, también tenemos muchos profesionales puconinos, mujeres y hombres esperando entrar al servicio público, de ésta manera ponerse a disposición de la gente).

Esta ley viene a promover la profesionalización del municipio, estipulando que debe contar con el 75% de funcionarios profesionales y técnicos, de esta manera crea nuevas direcciones, departamentos, unidades y jefaturas para alcanzar un estándar que permita una mejor atención hacia la ciudadanía.

En nuestro municipio hay funcionarios que por años han demostrado capacidad, experiencia, vocación de servicio, entre otros aspectos que les permiten estar preparados para ser prioritarios dentro de éste 75%. Hoy es la gran posibilidad de equiparar las condiciones de los trabajadores, dignificar la labor municipal, mejorar las remuneraciones y a la vez compensar a los funcionarios que han hecho carrera en base a la experiencia, conocimiento de los procesos públicos, proactividad, dedicación hacia los beneficiarios, todo esto avalado por documentación, cursos certificados, herramientas evidentes, entre otros parámetros.

Soy un convencido que para la municipalidad y sus trabajadores, es de vital importancia el nuevo Departamento de Recursos Humanos, el que debe tener una activa participación de los funcionarios, éste tiene un rol central en la dinámica organizacional para mejorar la gestión interna, sobre todo en los sucesos asociados al clima laboral, derechos, deberes, garantías y así evitar los conflictos que al final le hacen tan mal a la gestión, trabajo que debe tener una mirada más comunal que municipal. (El estado de cumplimiento del D.R.H. lo podremos ir evaluando cada año, porque debe ser detallado y profundo en la cuenta pública del alcalde).

Para los funcionarios municipales se podrán reestructurar cada 8 años las plantas. También si se exige como corresponde, no tendremos problemas de recursos, porque se cuadriplicó el aporte que el estado debe hacer al fondo común municipal. Debemos exigirlo como una de las comunas que más aporta a este fondo en la región.

 

* Cristian Hernández es relacionador público, productor de eventos y concejal de Pucón

Email: pollopucon@hotmail.com