Aire con gusto a democracia

* Por Vicente Neira Carrasco

Todos conocemos lo que significó la dictadura para la historia de chilena, pero nuestra visión como jóvenes hoy, no es la misma al respecto. “El SÍ y el NO” fue el plebiscito que puso término a tantas injusticias y a tanto sufrimiento, pero hace falta entender lo que realmente significó para la ciudadanía para después emitir un juicio.

Muchas son las opiniones y todas distintas, pero lo que es totalmente innegable es que la dictadura en sí es un proceso que no debiese ocurrir, ya que nadie tiene el derecho de reprimir y silenciar a un país de la manera en que lo hizo Augusto Pinochet; así muchas familias hoy no logran borrar las consecuencias de este suceso.

Violaciones, corrupción, asesinatos, torturas… ¿hace falta seguir? Así se sintetiza el proceso de dictadura, que para muchas personas, era un proceso que tenía que suceder, para que de esa manera el país se volviera más fuerte, pero ¿por qué? ¡Existen otras formas!. ¿Millones de años de evolución para que la única manera de solucionar una discrepancia sea con violencia? No debe ser así, aunque se diga que efectivamente “lo que no te mata te hace más fuerte.”

Ahora bien, el plebiscito realizado en 1988 también significó mucho para nosotros, digo nosotros porque ese movimiento social afectó también a las nuevas generaciones. No imagino un 2010 bajo el mandato de las Fuerzas Armadas, no imagino un país silenciado y corrompido por generaciones. Ya tuvimos suficiente en el pasado y gracias a este movimiento hoy, disfrutamos de un país más óptimo, aunque no perfecto.

Increíblemente en el año 1988 un 92% de los chilenos se inscribió para votar, el hambre de libertad llevó al compromiso de la ciudadanía para superar la dictadura. El plebiscito tuvo un impacto muy fuerte en un país perdido política y culturalmente aprisionado por injusticias y actos de violencia que no veían final. Votar NO, fue el escape perfecto, la salida más próxima para personas asfixiadas que hubieran dado su vida por aire fresco, aire con gusto a democracia.

* Vicente Neira Carrasco es alumno del 4to medio del Colegio Liahona.