El peligroso poder absoluto

* Por Enrique Gudenschwager

 

Al cumplirse un aniversario más del triunfo del NO en la historia de chile deseo expresar mi opinion. De mi punto de vista puedo comentarles si bien es cierto apoyé el pronunciamiento militar, considerando la crisis política y económica que se vivía en el país, pero lo que no podía apoyar era la larga continuidad del sistema de gobierno  que se llevaba a cabo.

Ya deseaba que volviera la democracia. Hubo muchos excesos, familias que se vieron desintegradas, mucha tortura con resultados muy dolorosos. No podía, como persona con principios sólidos entregados por mi familias, seguir apoyando el gobierno. Ya era hora de volver a la democracia.

Tengo un recuerdo que la participación ciudadana fue masiva. Las estadísticas señalan que más de 7.400.000 mil ciudadanos se inscribieron para participar de este proceso democrático. Nunca antes en la historia política de nuestro país se habían inscrito tal cantidad de personas.

Respecto al resultado, creo fue la respuesta del país ante un sistema de gobierno que en estos tiempos ya no tienen cabida o por lo menos no deberían. Yo pienso que el poder absoluto es peligroso y puede llevar a un país a malos resultados .

* Enrique Gudenschwager es comerciante y presidente de Renovación Nacional en Pucón.