El fuerte lobby de Enjoy para conseguir el cambio de zonificación y allanar así su proyecto de casino en Pucón

Una serie de reuniones en el Minvu y también en la municipalidad marcan el proceso que determinó que el área donde está el Gran Hotel no esté sujeta a las restricciones históricas y, además, poner en entredicho la clasificación de la calle Clemente Holzapfel. Ambos elementos favorecen a la empresa ligada a la familia Martínez en el proceso judicial entablado por Sun Dreams, el que busca desvirtuar la licitación que se definió en favor de los actuales operadores del centro de juegos. Seremi Artigas dijo desconocer participación de los ejecutivos de la empresa en encuentro con miembros de su repartición y funcionarios de la Dirección de Obras de la administración pública local.

Por Rodrigo Vergara

 

El pasado 10 de octubre la página 6 de actualidad del diario El Austral de Temuco, traía una información importante y que no pasó desapercibida en Pucón. El alcalde Carlos Barra decía, en esa edición, que el terreno donde está el Gran Hotel Pucón seguía con restricciones. Esto, a raíz del reportaje publicado por La Voz… en el que se revelaba la interpretación que el seremi del ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu), Pablo Artigas, hacía del Plan Regulador de Pucón. En palabras simples, la determinación de Artigas dejaba el área marcada en el plano como Z-3 libre de las restricciones históricas de ese tipo de zonas sobre construir sólo en un 20% del terreno y levantar edificios de hasta tres pisos. Pero en la publicación del periódico, ligado a la cadena de El Mercurio, habían más información. Y pasó casi desapercibida.

En el párrafo octavo de la nota, firmada por el periodista Ramón Toloza Calderón, el mismo Artigas declara: El 6 de septiembre tuvimos una reunión de análisis con la directora de Obras (S) de Pucón y su equipo en nuestras oficinas, para evaluar conjuntamente la situación gráfica del Plan Regulador Comunal. Allí se concluyó que no era posible determinar la zona afecta del sector, por lo cual se solicitó a la municipalidad remitir plano original para evaluación final”.

El problema es que a estos antecedentes aportados por el seremi del Minvu le faltaban dos elementos: el primero, que él no participó en esa reunión. Y el segundo, y quizás el más relevante, es que en ese encuentro realizado en las oficinas del Minvu regional, estuvieron representantes de la empresa Enjoy. Al menos así queda de manifiesto en la página web de la Ley de Lobby que regula este tipo reuniones, en las que hay partes interesadas (en este caso Enjoy) en promover alguna acción de parte de las autoridades públicas.

Así las cosas, en la página de lobby del Minvu, aparece que el 6 de septiembre de 2018 hubo una reunión en las oficinas de la repartición pública en calle Prat de Temuco. El encuentro partió a las 11 de la mañana y en él estaba el representante y jefe técnico de la seremi, Gerardo Álvarez Carmine; los funcionarios de la Dirección de Obras de la Municipalidad de Pucón (DOM), Carla Carmona (directora subrogante), Sebastián Bello, Miguel Ángel Vergara y Alex Weber; pero además de ellos, estaban Rodrigo Bórquez, gerente de proyectos de Enjoy; Eduardo Sboccia, gerente de servicios legales de la empresa ligada a la familia Martínez y el arquitecto Rodrigo Larraín, quien es parte del estudio de arquitectura que trabaja para la empresa casinera.

Fuentes conocedoras del encuentro relatan que la reunión fue más bien tensa. Por un lado, los representantes de Enjoy y el jefe técnico del Minvu apuntalaban la posición de que la zona donde se emplaza actualmente el Gran Hotel Pucón no se podía determinar en el Plan Regulador de Pucón, lo que la dejaba en carácter de “indeterminada” y le genera, por cierto, una especie de “traje a la medida” a Enjoy para construir levantar en ese lugar su proyecto. Y por otro, los representantes de la DOM, quienes argumentaban en torno a que el lugar seguía afecto a la regularización que la marcaba como Z-3. Todo esto, en medio de la disputa judicial que tiene Enjoy con Sun Dreams, por la reclamación de esta última ante la Corte de Apelaciones de Santiago, luego de que la Superintendencia de Casinos y Juegos (SCJ) entregara la concesión de la operación de Pucón a Casino del Lago S/A (filial de Enjoy).

Las mismas fuentes consultadas señalaron a este medio, que la postura del representante del Minvu estaba más en la línea de lo que planteaban los ejecutivos de Enjoy. De hecho, en algún momento se planteó la posibilidad de mandar a buscar el Plano Regulador original que estaba en la municipalidad de Pucón. Y así fue, pero el funcionario que llegó con el documento durante la tarde, no fue recibido. Sólo al día siguiente, es decir, el 7 de septiembre, dos miembros de la DOM puconina llevaron el plano y fueron atendidos por un funcionario técnico del Minvu regional. En todo caso, los argumentos de los profesionales de la DOM pareciera que no tuvieron mayor peso y el jefe regional de la repartición de vivienda, Pablo Artigas, emitió un documento el 24 de septiembre que reafirmaba la postura de que la zona era “indeterminada” y le daba sustento otro del 18 de julio que señalaba lo mismo.

Al ser consultado Artigas sobre este encuentro y por qué no señaló públicamente —en sus declaraciones a El Austral— que los representantes de Enjoy estuvieron en la reunión, explica que él no tenía conocimiento de ese hecho. “Llegan muchas personas a solicitar consultas, por lo tanto no puedo estar enterado de todo, salvo que los equipos me vayan informando en reuniones técnicas que hacemos una vez al mes”, dice la autoridad del gobierno regional, quien agrega: “Quien estaba en esa reunión lo desconocía”. En el fondo, Artigas sostiene que sabía de la reunión, pero que no sabía que los ejecutivos de la empresa estuvieron en ella.

Pero para entender la historia del cambio de criterio para la zonificación del Gran Hotel, hay que remitirse a otra reunión que está marcada por la ley de Lobby. Se trata del encuentro que tuvo el mismo seremi Pablo Artigas, el siete de junio, con los representes de Enjoy. En la reunión con Artigas, los nombres de los miembros de Enjoy son, más o menos, los mismos; pero se agregan el presidente del directorio de la compañía, Francisco Javier Martínez Seguí. En ese encuentro, a la postre clave para entender la historia, los representantes de Enjoy plantearon a Artigas la posibilidad de que la zona del Gran Hotel Pucón presentara este supuesto vacío legal. Y así lo reconoció el propio Artigas a La Voz….  

“Ellos pidieron una audiencia solicitando aclarar respecto al Plan Regulador donde ellos tenían pensado desarrollar un proyecto. Esa es la consulta puntual que ellos estaban haciendo, porque tenían dudas respecto al tipo de zonificación”, explica Artigas. Ante la consulta sobre si los representante de Enjoy le plantean el eventual problema de zonificación que presentaría el área, la respuesta del seremi es: “Exactamente”. Por lo mismo, según lo que señala, él le plantea a su equipo técnico que analice la situación. Y de esta manera llegaron a la interpretación que plasmaron en el oficio 1019, el primero que define la indeterminación de la cuestionada área. En todo caso, el seremi Artigas, explica que todo se hizo “de acuerdo a la ley y transparentemente”.

 

En la municipalidad

Pero el lobby de Enjoy no sólo estuvo en el Minvu, sino que también en la municipalidad. Esto, porque fuentes de La Voz…, reconocieron a este medio que los ejecutivos de la compañía casinera también estuvieron en Pucón. Si bien el encuentro se realizó el 29 de agosto de 2018, sólo se subió en la web de lobby municipal correspondiente al alcalde Carlos Barra, este viernes 12 de octubre. En la reunión estuvo Eduardo Sboccia (gerente de servicios legales de la empresa), una representante de la oficina de arquitectura que asesora a la compañía; el gerente de desarrollo estratégico, José Miguel Melo y Rodrigo Bórquez, quien fue gerente general del casino en Pucón. La reunión está marcada en la web con el objetivo de “diseño, implementación y evaluación de políticas, planes y programas ejecutados por los sujetos pasivos”. En la especificación se acota que se trata del “proyecto casino”.

 

La imagen muestra el frontis del Gran Hotel Pucón y la calle Holzapfel, la que está en entredicho.

Quienes conocen del encuentro señalan que el alcalde Barra estuvo pocos minutos en él y que, finalmente, estuvieron los ejecutivos de la empresa con algunos funcionarios de la DOM. De hecho, las fuentes consultadas confirman que la directora de obras subrogante, Carla Carmona, llegó un poco más tarde a la reunión. El objetivo de los representantes de la empresa, según comentan las fuentes, apuntaban a que la DOM entregara un Certificado de Informes Previos (CIP) que señalara dos cosas: la primera, que se quitara la categorización de Z-3 a la zona —debido a la resolución del Minvu ya conocida—; y el segundo punto era que se cambiara la clasificación de la calle Clemente Holzapfel de “servicio” a “colectora distribuidora”. Esto último favorecía a Enjoy, en particular, en su defensa ante los ministros de la Corte, ya que parte de la reclamación de Sun Dreams en la justicia es que por la carga ocupacional del proyecto de la compañía que ganó la licitación (4.700 personas), la categorización de la calle debía ser “Troncal” o “Colectora”. Los CIP entregados para la presentación de la licitación, especificaban que era de “Servicio”. Lo anterior se define por las medidas de las vías en cuestión.

En relación a lo primero (la zonificación), los funcionarios de la DOM habrían mantenido su postura histórica y no accedieron a acatar la determinación del Minvu sobre la “indeterminación” de la zona. Pero en el segundo punto (el de la calle), la directora de obras subrogante, Carla Carmona, accedió en base a una resolución del diario oficial del 12 de abril de 2018 que señalaba que la calle Clemente Holzapfel (entre Pedro de Valdivia y Colo Colo) era “Colectora Distribuidora”. Pero había un elemento que no entró en esa discusión, la anterior determinación se hacía en el contexto de la “red vial básica” del ministerio de Transporte y Telecomunicaciones y así lo especificó Carla Carmona en el CIP que emitió el 31 de agosto de 2018, el que luego Sun Dreams pidió enmendar. El problema o la eventual confusión es que la categorización se debería hacer, según la posición actual de la DOM, bajo la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción del Minvu. Y en esa categorización, la calle Clemente Holzapfel es de “Servicio”. Y así lo señaló la directora de obras titular, Lorena Fuentes, en un CIP entregado a petición de Sun Dreams, el 27 de septiembre de 2018.

Consultado Enjoy sobre todo este proceso de lobby, desde su unidad de comunicaciones argumentan: “Las reuniones fueron gestionadas bajo la ley de lobby vigente como corresponde, como parte del proceso de construcción del nuevo proyecto. En ellas se explicó nuestra presentación”.