Contraloría municipal rechaza rendición de gastos por dineros entregados a organización del nacional de rafting

Unidad revisora cuestionó una serie de boletas y vales; además de cinco documentos por pago de honorarios a directivos de la Asociación de Guías, quienes estuvieron a cargo del evento. El más alto, por $1,5 millones al presidente del organismo. Tienen cinco días para responder las observaciones.

Por Rodrigo Vergara

 

Pese a que el campeonato nacional de rafting realizado en Pucón finalizó hace casi dos meses, el proceso administrativo aún sigue abierto. Esto, porque el departamento de control de la municipalidad de Pucón rechazó la rendición de gastos realizada por la Asociación de Guías de Rafting de Pucón, entidad que organizó el evento y a la que la administración pública local, luego de una aprobación del concejo municipal, le otorgó una subvención de $18 millones 450 mil pesos. El dinero, por cierto, fue solicitado y liberado para la organización de la actividad, la que fue presentada como una instancia que fue definida como un “gran beneficio” para la comuna y que fue patrocinada por la municipalidad con el objetivo, según lo señaló el propio alcalde Carlos Barra, de atraer visitantes en los meses de temporada baja.

Pero los efectos podrían estar más allá de los alcances mismos del torneo en el deporte y la economía local. Esto, porque el documento con el que se rechaza la rendición revela una serie de elementos que ponen al evento bajo la lupa de las autoridades y los organismos de control y jurídicos de la municipalidad. Al menos así queda claro en el oficio con el que se materializa el rechazo, el que es marcado como ordinario número 18 del 21 de noviembre de 2018. En ese se explica textual: “En dicha rendición presentada al municipio, se encuentran rechazados los siguientes documentos, lo cual debe ser subsanado, de lo contrario corresponde el reintegro de dichos valores a las arcas municipales”.

El informe del departamento de control, firmado por el jefe de esa unidad, Walter Carter, parte con una sección que corresponde a “boletas de ventas y servicios y vales”. Acá hay 19 documentos rechazados, la mayoría de ellos por haberse emitido con fecha anterior a la entrega de la subvención. Todos suman un valor que supera por poco los $300.000.

 

Boletas de honorarios

Pero no son las únicas objeciones que hace el organismo de control municipal. También se cuestionan cinco boletas de honorarios. La más alta de ellas, emitida por el presidente de la Asociación de Guías, Álvaro Bueno por la suma de $1.666.670. La glosa de esa boleta, según el informe, es: “Gestión 5 meses nacional de rafting (abril – agosto)”. La boleta, descontando los impuestos, llega a $1.500.000. En este ítems también aparecen Héctor Pinto, Carlos Thimeo, Matías de Ferrari y Edgardo Jara. Todos ellos directores del organismo y con boletas de honorarios por servicios de gestión previos al torneo. Estas últimas cuatro boletas son por $555.556 cada una. Libre de impuestos llegan a los $500.000. En total, las cinco boletas suman $3.888.894. Descontando los impuestos llegan a $3.500.000.

Así las cosas, el oficio ordinario número 18 emitido por la dirección de control (se puede bajar al final de esta nota) señala: “Los documentos anteriormente indicados (se refiere a todos los objetados) algunos fueron emitidos con fecha anterior al decreto exento que aprobó la subvención municipal y otros como el caso de las boletas de honorarios hacen referencias a prestación de servicios realizados con anterioridad a la aprobación de la presente subvención municipal”.

Además el documento, que hace referencia a jurisprudencia de la Contraloría, también apunta a que las boletas de honorarios por prestaciones de servicios deben ser acompañadas de un informe detallado que acredite que los servicios que se cobran, efectivamente, se realizaron. Además, el documento señala que algunas boletas de honorarios fueron derivadas a la unidad jurídica de la municipalidad para su análisis. El punto, según señalaron algunas fuentes, es cerciorarse si efectivamente corresponde que los miembros de la agrupación cobren dineros por la gestión y organización de un evento de las características del que se financió con los dineros públicos. Las mismas fuentes consultadas apuntan a que podría existir una ventana que permita los pagos al ser la Asociación de Guías una agrupación de carácter gremial. En todo caso, se debe analizar si esto se correlaciona o entra en conflicto con la ley de subvenciones. Es decir, sobre estos pagos a los miembros de la organización no hay una definición total y clara (al menos al interior de la municipalidad) si es que están dentro o fuera de lo que la ley permite. Por eso el análisis jurídico.

El documento emitido por la unidad de Control señala, casi al final, que de no rendirse el dinero como corresponde en forma y fondo, éste debe ser reembolsado. “Para el caso de las rendiciones de gastos por subvenciones municipales, dicha unidad (Control) debe exigir la correcta rendición en tiempo y forma, de lo contrario deberá agotar los medios de cobro procediendo en caso de incumplimiento al cobro judicial”, se lee.

El jefe de la unidad otorgó un plazo de cinco días hábiles a las Asociación de Guías de Rafting para enmendar las observaciones. Consultado el alcalde Carlos Barra sobre este tema, el edil se limitó a reconocer el rechazo a la rendición de gastos, aunque señaló desconocer mayores detalles de la misma. “Se rechazó la rendición. Aunque no tengo conocimiento de por qué ha sido rechazada. Todo el proceso se va a hacer transparentemente y se va a aclarar todo lo que sea duda con respecto a darle el visto bueno a la rendición. Mientras eso no ocurra, la rendición siempre va a estar pendiente a que tengan que sacar las observaciones”, expresó Barra.

La Voz… trató de tomar contacto con la Asociación de Guías de Rafting de Pucón, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

 

Nota de la redacción: Si quieres revisar el oficio con el que se rechaza la declaración haga click acá