Directora del SEA aclara que La Poza es considerada como humedal: “Es una zona de protección”

Andrea Flies visitó, junto a otros servicios del Estado, el área donde se pretende instalar una lugar de “asoleamiento”  y un muelle flotante.

Una imagen aérea de la zona donde pretende instalarse el muelle y la zona de “asoleamiento”. (Fotografía gentileza Pucondrone)

La directora del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), Andrea Flies, estuvo en Pucón la mañana de este miércoles Y la visita tenía dos objetivos. Hacer una visita técnica en terreno, junto a otros servicios del Estado, a la zona donde pretende ubicarse el proyecto que pretende construir una zona denominada como “asoleamiento” o esparcimiento y un muelle flotante, en el área contigua a donde se levanta el proyecto inmobiliario La Poza. El segundo objetivo de la visita de la autoridad estaba en el contexto de la capacitación a quienes están interesados en ser parte del proceso de participación ciudadana del mismo proyecto conocido como “Hermoseamiento del borde lago Villarrica, La Poza”.

Y en ese contexto Flies se dio unos minutos para hablar con La Voz… y entregar algunas precisiones sobre cómo se llevará a cabo el desarrollo de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) que presentó la empresa Lago Villarrica SpA, quienes aparecen como gestores del proyecto. También aclaró que el sector, pese a no estar incluido en el convenio que determina los humedales  en el mundo (RAMSAR), sí está considerado como un terreno con esas condiciones y será tratado como tal.

“Las categorías de humedales o reconocimientos a través de RAMSAR que es una convención internacional son figuras distintas de lo que son las figuras de protección. Nosotros lo evaluamos como humedal, independiente que esté en RAMSAR o no. La categoría de RAMSAR no es una figura de protección oficial reconocida por el Estado”, explica Flies, quien agrega enfáticamente: “Esta es una zona de protección porque es una zona de refugio, sobre todo de aves”.

La autoridad explica, además, que esta última condición es importante y es uno de los elementos que se evalúan a la hora de determinar si el muelle tendrá o no luz verde de parte del Sistema de Evaluación e Impacto Ambiental (SEIA).

 

Reunión informativa

En el encuentro con un grupo cercano a las 30 personas, entre ellos varios representantes de organizaciones. En la reunión los representantes del SEA, incluyendo a Flies, explicaron cómo se realizaría el procedimiento de participación ciudadana y cuáles son los pasos a seguir para cumplir los requerimientos de la participación ciudadana. Se aclaró que si bien este proceso no es vinculante (es decir, no dependerá de la opinión de las personas u organizaciones que el proyecto se materialice), sí será importante en el comité de secretarios regionales ministeriales (seremis), presidido por el intendente de turno, quienes tomarán en definitiva la decisión. “Que no sea vinculante, no significa que no se considere y no sea importante”, explica Flies.

La representante del SEA también aclaró que la saturación del lago también es condicionante y relevante en la decisión final. Las personas naturales y jurídicas interesadas en participar en el proceso tienen hasta el miércoles 16 de enero para inscribirse. El proceso está siendo liderado por Jimena Sanhueza, representante del Movimiento Ambientalista Intercultural (MAI). Quienes tengan duda pueden hacer las consultas en la unidad de Medio Ambiente de la municipalidad, quienes también aportan con la sistematización de la información.