Cuestionado complejo vacacional del Presidente Sebastián Piñera en Caburgua incluye seis casas y un quincho

Detalles de las construcciones se conocieron en la solicitud de pertinencia ambiental previo a la regularización en la Dirección de Obras Municipales de Pucón.

Una imagen aérea de parte de la propiedad del Presidente.

La polémica ha perseguido al Presidente Sebastián Piñera por el terreno y las viviendas que el mandatario tiene en la zona de Renahue en Caburgua, a orillas del lago del mismo nombre. Y si bien el problema de la recepción municipal y la derivada generada por el no pago correcto de las contribuciones por cerca de tres décadas se han ventilado en profundidad en la prensa, poco se conoce sobre la propiedad misma del mandatario. Eso, hasta ahora, ya que La Voz…, accedió a un documento clave que detalla las construcciones que el jefe de Estado pretende regularizar. Todo esto en el oficio que sus asesores en este tema ingresaron al Sistema de Evaluación e Impacto Ambiental (SEIA), y en el que se explicitan que son seis las casas más un quincho los que incluye el desarrollo inmobiliario que Piñera usa algunos días en el verano junto a su familia.

La imagen sacada de la solicitud de pertinencia presentada en el SEIA muestra la ubicación de la propiedad. (Imagen presentación SEIA).

“El conjunto habitacional se encuentra a 6 kilómetros de distancia de Caburgua y a 34 km aproximadamente de la ciudad de Pucón, siendo un proyecto emplazado en zona rural, cuenta con un área extensa de flora nativa, destacando ejemplares de la asociación boscosa RO-RA-CO (Roble-Raulí-Coigüe) del género nothofagus”, se lee en el documento presentado al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), organismo que decidió que el proyecto de regularización de Sebastián Piñera no ingresara al sistema. Es decir, se decidió que por los alcances de las obras (que ya están construidas) no era necesario un estudio o declaración de impacto ambiental.

Pero el oficio, en el que se consultaba la pertinencia de ingreso al sistema, entrega detalles exactos, mapas y características finas de las obras en uno de los lugares de descanso del empresario y político. Así las cosas, se establece que el complejo está compuesto por una casa principal de 409,81 mts2; otras tres viviendas de 157,1 mts 2; una de servicio de 69,22 mts2 y una vivienda para el  cuidador de 113,75 mts2. A esto, hay que agregarle el quincho para actividades familiares de 67,17 mts2. Y también se suma un estanque de agua para 5.200 litros con el que se abastecen las viviendas. Este último elemento se abastece de dos esteros afluentes del Lago Caburgua y en el ingreso al SEA se incluyen los documentos que acreditan los derechos de agua que permiten el uso. También se explica que cada una de las casas tiene su fosa séptica independiente. Todo esto en un terreno cercano a las 20 hectáreas y con un total construído, según el proyecto, de 1.043,44 mts2.

La imagen muestra la distribución de las viviendas. (Imagen sacada de presentación ante el SEIA).

“Dadas las características del proyecto anteriormente mencionadas, se permite concluir que en la instalación del complejo habitacional, no se generó ningún riesgo para la población, no produjo, ni producirá impactos significativos sobre la cantidad y/o calidad de los recursos naturales renovables existentes; además, como ya se mencionó no altera el valor paisajístico o turístico de la zona”, explica el proyecto (público en la web del SEA) que también incluye mejoras al sistema de agua potable y alcantarillado.

Espacio Disponible

La resolución del SEIA es el primer paso que tienen que dar los profesionales contratados por Piñera para regularizar el complejo en la Dirección de Obras Municipales (DOM) de Pucón. Mientras, en el Juzgado de Policía Local (JPL) se tramita una causa generada en un parte de la municipalidad por no tener las viviendas recepcionadas y por una denuncia del diputado de la DC Gabriel Ascencio. Según los descargos entregados por el mandatario a través de su abogado Walter Graf, el Presidente solo se entera este año que las viviendas no estaban regularizadas.