Queja contra guardias de supermercado

Señor director:

Mediante la presente denuncio el maltrato por parte del personal de “Seguridad el Volcán” que prestan servicios a supermercado Eltit de Pucón. 

En enero 2020 fui testigo de cómo acusaban a un señor de robarse unas semillas con un carro de compras y boleta en mano en la ferretería del “mall”.  Según los guardias estaba todo filmado y se lo llevaron a un calabozo blindado antes de siquiera poder avisarle a la persona que lo acompañaba. Acudí en su ayuda mientras le gritaba a alguien: “me están llevando preso”.  Traté de exigir que al menos lo dejaran hablar con quién lo acompañaba (no sabíamos si era una menor edad) pero lo denegaron diciendo que “una vez que estaba en el calabozo solo carabineros lo podía sacar”.

En febrero del mismo año mi amiga Lindsay de Canadá, madre de un niño de dos años, fue acusada junto con una amiga norteamericana, de robar una licuadora cuando por confusión pasaron del supermercado a la ferretería del “Mall” de Pucón sin darse cuenta que eran tiendas diferentes.  También fueron llevadas al calabozo, la amiga sufrió ataques de pánico y fue trasladada al hospital mientras Lindsay fue trasladada a la comisaría de Pucón donde tuvo que pasar la noche sin poder estar con su hijo lactante. El miércoles 22 de julio de 2020 en Eltit del Centro, mi madre de 62 años, fue acusada de robar una lata de atún cuando recién había pagado una compra de más de 80.000 y tuvo que ser trasladada en auto de carabineros hasta la comisaría de Pucón.

De el señor que traté de ayudar nunca más supe. A mi madre la han puesto en alto riesgo obligándola a estar en espacios públicos en medio de una pandemia y para mi amiga y su bebé, es un trauma inolvidable. 

Espacio Disponible

Estos tratos inaceptables revelan la realidad de un país en que de manera impune se vulneran los derechos de los ciudadanos, ya no por las fuerzas de orden, sino que por empresas privadas y con total desproporción de medios. Con un sistema de mercado tan poderoso como para acusar de robo a alguien sin ni siquiera establecer un diálogo y sin el menor escrúpulo por las garantías que la constitución asegura a todas las personas.

Como habitante de Pucón prefería apoyar a  supermercados Eltit ya que las otras cadenas son de grandes conglomerados, pero estos actos que se repiten una y otra vez atentan contra los derechos básicos de los ciudadanos.

Solicitamos a la empresa responsable de la seguridad y a Eltit atender a las políticas nefastas de ofrecer “seguridad” para evitar seguir haciendo daño a nuestros vecinos y visitantes. 

Atentamente, 

Daniela García.