Covid en el Cesfam: comunicación en crisis

En tiempos de crisis la confianza con las autoridades es clave para superar los momentos difíciles. Y en eso, quienes lideran deben necesariamente extremar recursos para ganarse la credibilidad en la gente y que ésta deposite en ellos el beneficio de la certeza. Y aquí las comunicaciones son clave. Informar veraz y oportunamente lo que sucede es demasiado importante y relevante. Y esto no tiene dobles lecturas.

Por lo mismo, extrañó la forma en cómo el departamento de Salud de la municipalidad informó sobre el último caso de Covid-19 en Pucón. Y llama la atención, al tomar en cuenta que a través del tiempo esa unidad municipal se ha caracterizado, entre otras cosas, por los buenos niveles y flujos comunicacionales. Incluso han sido felicitados por las autoridades regionales y tomados como ejemplo de buenas prácticas.

Entonces, el no transparentar desde el minuto uno que quien padecía el contagio se desempeñaba en el Cesfam fue, a lo menos, inapropiado y con un peligroso tufillo a secretismo. Eso, porque si bien se entiende lo que la Ley exige en torno a la protección de la identidad de los pacientes, no era necesario pasar a llevar ese cuerpo legal para decir que, efectivamente, se trataba de una funcionaria, aclarar si atendía público o no; además de comunicar los protocolos de acción ante este tipo de casos —lamentablemente— muy comunes en la denominada “primera línea” de la lucha en contra del virus.

Por lo mismo, entendemos que sin la presión de la prensa, esto nunca se hubiese sabido, atropellando el derecho de la comunidad a conocer las condiciones del principal centro de atención de salud pública en la comuna. Y eso está muy mal, ya que la gente tiene el derecho a saber para así tomar decisiones informados. 

Entendemos esta situación solo como un error cometido por gente que, para ser rigurosos, ha estado a la altura en la lucha en contra de la pandemia y que de esta misma tribuna hemos apoyado en una serie de iniciativas como, por ejemplo, los hoteles sanitarios que aún no está definido si podrán financiarse o no. Es menester que se entienda que la comunicación clara, rápida, certera y efectiva ayudarán a poner soportes sólidos en la relación entre las autoridades y la comunidad. Y, tal como lo dijimos anteriormente, mientras más credibilidad exista, será mejor y las medidas adoptadas para enfrentar al virus serán más efectivas.