Semifinal abierta: infantiles de Pucón empatan de local y definen en Villarrica

Equipo local consiguió la igualdad casi al final en un encuentro trabado en el que el buen fútbol, a ratos, se perdió. Técnico confiado en que inclinarán la llave y se meterán en la final.

La tensión era evidente. En las tribunas, con los padres apoyando sonoramente a los pequeños. Y también en la cancha, en la que la selección de segunda infantil (hasta 14 años) de Pucón jugaba la primera semifinal del torneo regional del fútbol amateurs de la categoría. Y frente a ellos, Villarrica, un equipo potente, que siempre trató de jugar al fútbol y que bien pudo llevarse un triunfo desde el estadio fiscal Osvaldo Muñoz Carrillo, pero que se tuvo que conformar con un empate a un gol; resultado que deja abierta la llave para definir en la ciudad vecina. Aunque, si Pucón quiere avanzar a la final, debe necesariamente, volver a la esencia de lo que ha sido este equipo durante todo el torneo: buen pie, pelota contra el piso y transiciones rápidas.

El análisis final del encuentro quedará marcado con un primer tiempo de trámite lánguido. Con un Pucón más disminuido en envergadura física (lo que ha sido una tónica durante el torneo), pero que al contrario de sus otros partidos abusó del pelotazo buscando a sus delanteros, principalmente el refuerzo Matías Carrasco; a quien le falta la conexión necesaria con sus compañeros (solo se integró esta semana desde Angol) y, a ratos, pareciera irse del encuentro. En todo caso, cuando acciona crea siempre peligro por lo que podría ser determinante en el partido de vuelta, ya más concentrado e integrado al juego de los puconinos. Así las cosas, luego de los primeros 30 minutos (solo juegan eso, por ser menores) ambos cuadros se fueron con un justo cero a cero al camarín.

Ya de vuelta y con el ingreso de Jordan Palma, otro de los refuerzos de Angol, Pucón pudo controlar un poco más el mediocampo y dejar los pelotazos con poco destino. Fue así que se tuvo el gol dos veces. La primera, luego de un tiro libre del lateral volante Carlos Calfuman que dio en el palo. Y la segunda, un esquinado tiro que sacó casi milagrosamente el portero visitante.

Pero cuando mejor jugaba Pucón vino el baldazo de agua fría para los locales. Eso, por que a los 20 minutos, el volante visitante Ignacio Neira capturó un rebote en el área y a cobrar: Villarrica se ponía en ventaja. De ahí en más Pucón se fue con todo por el empate. Y la paridad llegó casi al final, luego de que el arquero rival soltara un balón en el área chica y el pequeño, menudo, pero hábil delantero local, Blu Llop, supo aprovechar y cambiar por un gol. La semifinal quedaba abierta para definir en el municipal de Villarrica el próximo domingo.

Marco Quinteros, técnico local, valoró el empate porque se enfrentaban un potente equipo como el de Villarrica. Aunque se mostró confiado de que en la vecina ciudad podrán inclinar la balanza. “Creo que regalamos el primer tiempo. Creo que el equipo entró muy dormido. No triangulamos y abusamos del pelotazo largo”, explicó Quinteros, quien agregó: “Los chicos jamás se encontraron cómodos dentro de la cancha; los vi intranquilos y un poco presionados. Por eso regalamos el primer tiempo. Confío en los chicos y en sus capacidades”.