Dreams recurre a la Corte de Apelaciones para revertir decisión que entregó concesión del casino a Enjoy

Argumentos apuntan, principalmente, a elementos que tienen que ver con el tema constructivo y de remodelación del Gran Hotel Pucón. Solicitan que se les entregue directamente la operación a la parte que resultó perdedora o que se llame a un nuevo proceso para Pucón.

Por Rodrigo Vergara.

Parecía que ya estaba definido, pero la realidad podría variar en los próximos días. Esto, por que la empresa Dreams, a través de su filial Casino de Juegos Pucón S/A, interpuso un recurso de reclamación en la Corte de Apelaciones de Santiago que busca impugnar y revertir la decisión de la Superintendencia de Casinos y Juegos (SCJ) que otorgó la concesión del casino de Pucón a la empresa Casino del Lago S/A, una filial de Enjoy.

El recurso, firmado por los abogados Ramiro Mendoza (ex Contralor de la República), Robert Gillmore, Pedro Aguerrea y Blanca Oddo; fue ingresado a la Corte de Santiago el pasado jueves 26 de julio y, técnicamente, aún está en proceso de admisibilidad. Lo anterior quiere decir que los ministros deben hacer un análisis del recurso (principalmente en forma) para ver si corresponde su tramitación y resolución en relación al fondo. El recurso, al que tuvo acceso este medio, esgrime una serie de elementos que buscan demostrar que el proceso estuvo viciado.

“Pues bien, como SS. Iltma. podrá apreciar en apartados posteriores, el acto administrativo terminal -el Acto Reclamado- que contiene la decisión de otorgar el permiso de operación de casino en la comuna de Pucón a la sociedad Casino del Lago no se ajusta a derecho, ya que le otorgó a ésta el permiso de operación a pesar de que su proyecto no cumplía con la normativa legal vigente y las bases técnicas aplicables al concurso, el que al no ajustarse al ordenamiento jurídico territorial vigente le permitió considerar menores costos, presentando una oferta económica mucho más atractiva, con abierta infracción a las normas y principios que rigen la materia”, se puede leer en el documento, el que a renglón seguido agrega: “Lo anterior, causó graves perjuicios a nuestra representada, la que, a pesar de cumplir con todas las exigencias para acceder al permiso, se vio impedida de competir en igualdad de condiciones frente a un proyecto como el elegido que artificial e ilegalmente presentó una mejor oferta económica”.

El documento de 30 páginas es clarificador sobre el proceso completo de licitación, ya que entrega una detallada línea de tiempo con todos los hitos del concurso. Revela además Casino de Juegos Pucón S/A ya efectuó un recurso de reposición ante la misma Superintendencia de Casinos y Juegos (SCJ). Este recurso fue presentado el 28 de junio pasado, 13 días después que la SCJ emitiera la resolución exenta número 358 que otorgaba el permiso para la operación del centro de juegos a la Sociedad Casino del Lago S/A (Enjoy). Pero el 10 de julio el recurso interpuesto por Dreams (Casino de Juegos Pucón S/A) fue rechazado y la decisión tomada por la SCJ que entregaba la administración a Enjoy seguía firme.

Los argumentos técnicos

El recurso en cuestión especifica una serie de argumentos técnicos para cuestionar la decisión de la SCJ de otorgar la licitación a Enjoy. Todos ellos tienen referencia, principalmente, a temas de constructivos y de acceso a lo que será la remodelación del Gran Hotel Pucón.

El primero de ellos se refiere a un problema de la ubicación de lo que será el nuevo Hotel y Casino (en rigor la remodelación del Gran Hotel Pucón). Según el documento, la carga de personas proyectada por la empresa ganadora es de 4.701, lo que la deja en el nivel denominado como “Equipamiento Mediano” y le correspondería estar emplazado frente a vías colectoras, troncales o expresas (en relación al tamaño de las calles). La reclamación explica que de acuerdo a un Certificado de Informaciones Previas (CIP) entregado por la misma municipalidad, la calle Holzapfel donde está emplazado el Gran Hotel está catalogada como “vía de servicio” (más pequeña).

En primer lugar, es necesario indicar que el proyecto presentado por Casino del Lago adolece de vicios en lo que a su ubicación, accesibilidad, operación y movilidad se refiere. En efecto, el proyecto propuesto pretende ubicarse en los lotes 3-1 y 3-96, frente a la calle Holzapfel, la que, según los Certificados de Informaciones Previas (“CIP”) emitidos por la Ilustre Municipalidad de Pucón, es calificable como vía de servicio”, dice el documento, el que agrega: “Así las cosas, enfrente de la vía de servicio propuesta se permite localizar un proyecto de edificación con una escala de equipamiento menor o básico, según dispone el artículo 2.1.36. de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción”.

Otro elemento que cuestiona el recurso es la condicionante del proceso que solicitaba que la nueva infraestructura planteada por los oferentes debía cumplir con la Ley de Urbanismo y Construcción en torno a que los locales con capacidad superior a 1000 personas, debían tener acceso por dos calles superiores a 12 metros o a una calle del mismo ancho más un espacio libre que comunique al local con dicha calle que tenga un ancho superior a tres metros. Según el documento, el cumplimiento de esta condición se cumpliría en el Gran Hotel Pucón con la futura y eventual fusión (administrativa) de dos de los lotes sobre el que está emplazada la construcción. O sea una condición futura.

Sobre el tema, el recurso señala:Sujetar la concesión de puntaje a una condición suspensiva como la señalada infringe el principio de estricta sujeción a las bases e igualdad de los oferentes -previamente desarrollados-, por cuanto se ha permitido a uno de éstos presentar una oferta que prescinde de la normativa actualmente vigente -y que determina las condiciones urbanísticas del proyecto- bajo la promesa de su futuro y eventual cumplimiento”.

El texto también hace un cuestionamiento a los estacionamientos del proyecto presentado por Enjoy y, finalmente, esgrime que la remodelación del hotel no le otorga la calificación de cuatro estrellas como pedía el concurso original. Para justificar este último punto, el recurso de Dreams enumera una serie de elementos que hacen que, luego de la remodelación, el Gran Hotel Pucón no cumpliría con los requisitos para ser considerado un cuatro estrellas.

 

Las solicitudes

La reclamación de Casino de Juegos Pucón S/A argumenta que Casino del Lago S/A presentó un proyecto con “criterios técnicos errados” lo que le posibilitó bajar los costos y hacer una mejor oferta monetaria para adjudicarse la licitación (casi el doble en relación a su competidor).

“En suma, Casino del Lago presentó un proyecto con criterios técnicos errados, que infringen la normativa sectorial aplicable, lo que le permitió -a su vez- reducir los costos asociados al mismo, redundando en una oferta que -desigualmente- le permite utilidades mayores respecto de su proyecto y ofrecer a la Administración ganancias con infracción al cumplimiento debido del ordenamiento jurídico”, explican en el texto.

En el documento también se lee: “En efecto, el oferente adjudicado ha presentado un proyecto con menores costos asociados, lo que le permitió presentar una oferta económica de mayor valor que la ofrecida por esta parte, lo que en definitiva determinó la decisión del concurso en su favor”.

Así las cosas, Dreams o Casino de Juegos Pucón S/A solicita que la Corte de Apelaciones deje sin efecto la resolución de la SCJ y le ordene al organismo que dicte un acto de reemplazo otorgándoles la concesión a ellos. En caso de no acoger esta primera solicitud, la compañía pide a los ministros de la Corte que deje sin efecto la resolución que otorga la concesión a Casino el Lago S/A y se abra un nuevo proceso de concurso para el casino de juegos de Pucón.