El eclipse de sol que hará brillar a Pucón

El fenómeno astronómico genera un alto interés en la comunidad científica mundial y promete una sobredemanda por alojamiento y servicios los días previos y posteriores al 14 de diciembre de 2020.

* Recopilación de datos Iván Fredes, editor de Astronomy Valley

 

La visita de quien quizás sea el científico más famoso de Chile, el astrónomo José Maza, hace algunas semanas y la intención de la municipalidad de instalar el denominado “observatorio más austral del mundo” en convenio con la Ufro. Estos son sólo dos hechos que marcan el interés para, literalmente, mirar el cielo y sus fenómenos. Pero es probable que el fondo del tema esté en lo que se ha denominado el eclipse del milenio que se vivirá en La Araucanía el lunes 14 de diciembre de 2020 entre las 11:41:05 horas y las 14:31:02 horas. Y las expectativas no son pocas, al tomar en cuenta la mega demanda por ubicaciones que ha generado el fenómeno en las regiones de Coquimbo y Atacama el próximo 2 de julio. Y en el Valle del Elqui el tema es casi una locura con eventos artísticos, culturales y una demanda hotelera copada con años de anticipación.

Lo bueno del fenómeno para la zona, es que Pucón quedará en la denominada franja de oscuridad total conocida como “umbra”, “sombra” o “camino de totalidad”, la que convertirá el día en noche una franja de tierra de 90 kilómetros de ancho. Y en ella, además de Pucón estarán Temuco, Carahue, Cunco, Curarrehue, Freire,  Gorbea, Loncoche, Nueva Imperial, Padre Las Casas, Pitrufquén, Puerto Saavedra, Teodoro Schmidt, Toltén y Villarrica.

El máximo de la totalidad u oscuridad ocurrirá a las 13:03:54 horas y durará dos minutos y ocho segundos en las ciudades más cercanas a la línea central del eclipse (Teodoro Schmidt, Gorbea, Villarrica, Pucón y Curarrehue). En las ciudades y localidades rurales situadas en los extremos de esa franja la oscuridad promediará 30 segundos (Temuco, Padre Las Casas, Queule).

En el resto del país, entre Arica y Punta Arenas, el eclipse será observado como parcial: Arica (25.84%), Antofagasta (42.58%), La Serena (66.07%), Santiago (78,62%), Concepción (94.16%), Puerto Montt (93.40%), Coyhaique (79,27%), Punta Arenas (54,05%), Antártica chilena-Base Bernardo O`Higgins (28,25%).

El último eclipse total de Sol registrado en el actual territorio de La Araucanía ocurrió el 25 de noviembre del año 1136 —hace 883 años—, según  el catálogo de eclipses solares de los últimos cinco mil años (1999 A.C. – 3000 D.C.), publicado por el astrofísico Fred Espenak, en el sitio web de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA).

El mismo estudio  señala que un eclipse total de Sol similar al del próximo año, volverá a ocurrir en el territorio de La Araucanía recién el 30 de abril del año 2413, es decir, en 394 años más o cuatro siglos después del eclipse del 14 de diciembre del 2020: (Puerto Saavedra, Carahue, Nueva Imperial, Temuco, Lautaro, Victoria, Curacautín, Lonquimay, Angol, Collipulli, Gorbea, Toltén).

El eclipse total de Sol de La Araucanía forma parte de una trilogía de eclipses totales solares que ocurrirán a lo largo y ancho del país durante tres años continuos: Coquimbo-Atacama (2019), La Araucanía-Los Ríos (2020), Antártica Chilena (2021).

El eclipse es visto por autoridades y empresarios como una gran oportunidad par atraer visitantes. En el caso del eclipse total de Sol del 2 de julio del 2019 de las regiones de Coquimbo y Atacama, las proyecciones más pesimistas calculan la llegada de 300 mil turistas y las más optimistas bordean el millón de visitantes. En el caso de los medios de comunicación, sólo en el Observatorio La Silla ya están acreditados alrededor de cien periodistas de la prensa internacional. El eclipse será transmitido en directo por los canales de televisión de Chile y por una cantidad aún indeterminada de sitios WEB, vía streaming, entre ellos el canal de televisión de la NASA.

El presidente de la Cámara de Turismo de Pucón, Eugenio Benavente, apunta a que la hotelería ya está con reservas copadas para las fechas y que la ciudad debe preocuparse de brindar buenos servicios para que los visitantes opten por quedarse más días. “La Hotelería al día de hoy ya está prácticamente copada, es en los otros servicios donde la comuna debe hacerse atractiva provocando que los visitantes del fenómeno se queden en la zona por más días incrementando así el gasto per cápita que es lo que buscamos como objetivo final”, expresa Benavente y luego agrega: “Sin duda esta actividad nos dará como posibilidad, el dar a conocer aún más este hermoso destino que si bien la astronomía no es el fuerte, en esta ocasión la naturaleza nos ha premiado de manera privilegiada”.

Sobre la amenaza climática (que el cielo esté nublado) hay proyecciones que indican que existe un 70% de posibilidades de que el cielo esté despejado para esa fecha. Esto último es la gran amenaza para el evento astronómico del milenio en la zona.