Formalizan por abuso sexual reierado a ex sacerdote detenido en Caburgua

Darío Fuentes Cifuentes fue imputado por el Ministerio Público por hechos ocurridos entre 2011 y 2013 en la localidad lacustre. El Tribunal lo dejó en libertad, pero la fiscalía apelará.

DETENCIÓN.- El ex sacerdote fue detenido por la PDI en Caburgua. Fiscalía apelará a la decisión de dejarlo en libertad tomada por el tribunal.

El fiscal Ítalo Ortega formalizó por abuso sexual reiterado infantil al ex sacerdote Darío Fuentes Cifuentes, quien fue detenido la tarde del miércoles en una cabaña en Caburgua. Fuentes está imputado por abusar, entre los años 2011 y 2013, de un menor que por esos años tenía entre seis y siete años. Pese a que el persecutor solicitó la prisión preventiva en contra del imputado, debido a que se consideró que era un peligro para la sociedad, el tribunal de Pucón solo lo dejó con medidas cautelares de menor intensidad; por lo que el representante del Ministerio Público decidió apelar a la Corte.

“Se formalizó ante el Juzgado de Garantía de Pucón por hechos acontecidos entre el año 2011 y 2013 relativos a abusos sexuales reiterados cometidos por este imputado en la localidad de Caburgua, comuna de Pucón”, explicó el fiscal Ortega, quien agregó: “En el tribunal se dio cuenta de la declaración de esta víctima que en ese tiempo tenía entre seis y siete años de edad y así mismo se dieron cuenta de otros antecedentes como peritajes de análisis de relato efectuados por el Servicio Médico Legal de Temuco como también de un análisis que se efectuó en una investigación canónica, además de declaraciones de familiares cercanos del menor”.

El caso del ex sacerdote Darío Fuentes se enmarca en el contexto de una causa mayor que lleva Ortega, quien indaga causas de abusos sexuales cometidos por miembros del clero en La Araucanía: “Es en esa investigación que el niño devela los hechos, los cuales hasta ese momento eran desconocidos por sus familiares. Eso ocurre en el año 2018”.

La causa también cuenta con testigos de contexto que dan cuenta de la peligrosidad del imputado, entre ellos una persona mayor de edad que revela que cuando era menor también fue abusado por el sospechoso. 

Los hechos de la formalización ocurrieron, según relató el representante del Ministerio Público, cuando el imputado aún era sacerdote en Perquenco. Según publicó el canal Mega, Fuentes fue suspendido de la actividad sacerdotal por la  Iglesia Católica el año 2015, debido a que no cumplía con el celibato.