Casino Enjoy nuevamente en una definición compleja: superintendencia rechazó los cambios propuestos por la empresa

La decisión la tomó el consejo resolutivo de la SCJ, pero la compañía puede ingresar nuevas modificaciones con el objetivo de buscar la aprobación. En todo caso, corre contra el tiempo.

LA OBRA.- Los trabajos del edificio de unos cuatro mil metros cuadrados ya se encuentran en ejecución. Todo podría quedar en fojas cero si la SCJ no otorga La Luz verde.

En lo que parece un cuento de nunca acabar y con los plazos al límite, un nuevo tropiezo tuvo el proyecto que actualmente construye Enjoy en Pucón y que albergará al nuevo casino. Esto porque la Superintendencia de Casinos y Juegos (SCJ) rechazó la propuesta de cambios a la infraestructura realizada por la compañía. Y esto, si bien es apelable mediante una nueva propuesta, pone más presión a una construcción que corre contra el tiempo y que debe estar operativa —de acuerdo a la normativa— a fines de diciembre.

El punto es que, tal como lo adelantó este medio en abril, Enjoy realizó una nueva modificación al proyecto que se creía era el definitivo (todo esto luego de un gran primer cambio cuando se trasladó de ubicación la obra). La compañía ya tenía aprobado (en la SCJ y en la Dirección de Obras Municipales, DOM), que incluía estacionamientos subterráneos y dos pisos de habitaciones; además del salón de juegos. Pero todo esto varió debido a, según ellos, la presión del tiempo que quedaba para finiquitar los trabajos (diciembre de 2021) y modificaron la obra a solo un piso y medio, sin estacionamientos subterráneos y sin las habitaciones. Y si bien, el plan avanzó bien en la DOM (organismo que solo se ocupa de que la construcción cumpla con los estándares técnicos), ya que lograron un permiso de edificación con las modificaciones; el tema se entrampó en la SCJ cuyo consejo resolutivo rechazó por tres votos a dos la modificación en una reunión realizada el pasado 4 de junio.

El acta del mencionado consejo se hizo conocida en las últimas horas. Y en el documento se detallan algunos lineamientos del por qué del rechazo. “Las modificaciones presentadas al proyecto por el Casino del Lago S.A. (Enjoy) respecto del proyecto adjudicado, implican una disminución de un 1,6% de la superficie total construida a partir de lo cual la Superintendencia propone rechazar la propuesta, en consideración a que se produciría un menoscabo al proyecto en términos de la superficie total construida”, se lee en el documento. 

Quien fue más explícito fue José Luis Uriarte, subsecretario de Turismo, quien apunta a que la infraestructura que busca ofrecer Enjoy no es un aporte en relación a dotar con una buena infraestructura turística a Pucón y que si el problema es el tiempo y los recursos con los que dejaría de contar la municipalidad ($3.000 millones a año) lo que debe hacer la empresa es solicitar más tiempo. “No resulta razonable que para evitar problemas que el municipio puede tener por no contar con el proyecto, se afecte las características actuales del proyecto aprobado, con otro que disminuya sus cualidades y lo menoscabe”, parafrasea el acta a Uriarte.

Si bien el rechazo a la modificación se materializó por tres votos a dos, la empresa puede ingresar nuevas modificaciones con el objetivo de aprobar el proyecto. Así lo deja claro la misma superintendenta Vivien Villagrán en la respuesta a un oficio que le envió el concejal RN Cristian Hernández. “No obstante haberse denegado la propuesta de cambios al proyecto integral, en la resolución antes citada se estableció que Casino del Lago S.A. podrá presentar una nueva solicitud de modificación para que sea sometida al pronunciamiento del Consejo Resolutivo de esta Superintendencia, una vez que esa sociedad operadora resuelva la observación de la superficie total construida y agregue los atributos para que el proyecto pueda ser ejecutado acorde con las exigencias del permiso de operación otorgado el 15 de junio de 2018”, sostiene la respuesta al reelecto edil.

Si bien desde Enjoy no quisieron profundizar demasiado en el tema, señalan que se encuentran abocados a cumplir con los plazos que el proyecto demanda. “Las observaciones que se presentan para cada caso son parte de las iteraciones normales que se tienen con la Autoridad en este tipo de procesos. Misma situación ocurrió por ejemplo con Viña del Mar y Coquimbo, donde se presentaron los cambios propuestos por la autoridad y así se va avanzando con los trabajos en terreno. Hoy nuestro norte está en poder abrir en el verano 2022, para así reactivar las economías regionales que tanto lo necesitan”, especifican desde el área de comunicaciones de la empresa.

El tema es que estas definiciones deben ser en el más breve plazo debido a que los tiempos se acortan y la posibilidad de llegar al límite del cobro de las boletas de garantía, que llegan a cerca de US$13 millones, podría aparecer pronto en el horizonte. Por ahora solo resta esperar si las nuevas modificaciones que haga Enjoy serán aceptadas o no por la SCJ. La historia continuará.

El acta del SCJ

Si quieres acceder al acta completa de la reunión del pasado 4 de junio, puedes hacer click en la imagen.