Accidente en parapente con motor termina con dos lesionados en Playa Grande

El piloto y la pasajera que se encontraba realizando la actividad fueron llevados de urgencias al hospital de Villarrica luego de que el parapente se partiera en dos e impactara contra el lago.

INVESTIGACIÓN.- La investigación del accidente ocurrido la tarde de este viernes estará a cargo de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC)

Una compleja situación se vivió la tarde de este viernes en la Playa Grande de Pucón. Se trató de un accidente de un parapente con motor, conocido como paratrike, que se desplomó desde una altura aproximada de más de cien metros con dos personas a bordo. Según la versión de testigos que se encontraban en el lugar de los hechos, el piloto —quien llevaba a una pasajera–- estaba realizando maniobras en el aire y producto de eso se generó una descoordinación y la estructura de 200 kilos se vino abajo impactando con en el lago. Los ocupantes del aparato resultaron con lesiones de diversa gravedad y, aunque salieron del agua por sus propios medios, igual fueron derivados a centros asistenciales de la zona.

Según los mismos testigos, serían las maniobras acrobáticas y el peso de la estructura de metal motorizada fue lo que provocó la colisión de la aeronave. Al menos, eso fue lo que señaló uno de los testigos del hecho, Julio Pablaza. “El piloto estaba haciendo maniobras acrobáticas en el aire y el parapente que no está diseñado para resistir la estructura de esa aeronave se partió, se podía notar que estaba rota, cayeron como a 200 metros e impactaron contra el lago, es un milagro que estén vivos”, señaló Pablaza. 

El paratrike consta en un carro de tres ruedas que puede tener uno o dos asientos que se sustenta de un parapente de grandes dimensiones y que se propulsa con un motor al que se acopla una hélice. Y su uso está normado por la Dirección de Aeronáutica Civil (DGAC), quienes investigan el hecho.