Auditoría externa a la municipalidad está lista y podría ser entregada en la próxima reunión de concejo

Análisis de la gestión financiera involucra a la administración central y a Educación y abarca desde el 2017 al primer semestre de 2021. Ediles proyectan lo que sería el resultado del trabajo realizado por la empresa Fortunato y Asociados.

PERÍODO.- La auditoría abarca un período que parte en 2017 y termina en el primer semestre de 2021. Es decir, el último período del alcalde Carlos Barra.

Fue un tema que entró en la agenda pública desde, incluso, antes de que el nuevo concejo asumiera en julio del año pasado. Se trata de la solicitud de auditoría a la municipalidad local que fue solicitada por unanimidad por los ediles electos en mayo de 2021. Y el documento ya está listo. Y de hecho, según algunas fuentes consultadas, ya está entregado a la administración pública local y es probable que se reparta a los concejales en la reunión de este próximo miércoles.

Si bien no se entregaron detalles sobre el fondo y los resultados de la auditoría realizada por la empresa Fortunato y Asociados, sí se supo que se trata de un análisis de los estados financieros de la administración central (municipalidad propiamente tal) y del departamento de Educación (no se integró salud en esta oportunidad). Abarca desde 2017 hasta el primer semestre de 2021. El trabajo de análisis tuvo un costo de $24 millones y contó con un plazo de 90 días al que se agregaron otros 30. El resultado se encuentra dividido en dos documentos (uno para la municipalidad y otro para Educación) de 30 y 33 páginas cada uno.

Consultados los concejales sobre este tema, algunos de ellos, como Daniela García, apuntaron a la demora en todo el proceso del análisis. “Estoy expectante de recibir el informe que se ha atrasado muchísimo y se ha atrasado, en parte, por una responsabilidad del mismo municipio en demorarse para entregar la información, lo que ya es un precedente que me preocupa”, sostuvo García.

Verónica Castillo (CS), sostuvo que sea lo que sea que arroje el documento, todo se puede trabajar y mejorar; aunque personalmente cree que no son “buenas noticias”. “Me gustaría decirles que deberían ser buenas noticias, pero claramente no lo son, por eso la pedimos.Yo espero que lo que  sea que arroje,se pueda mejorar y si no es así, lógicamente tienen que haber responsables, por lo tanto el alcalde debería tomar medidas. Lo digo, si es que, hipotéticamente, no fuera positivo el resultado de esta auditoría externa”, señaló la edil representante de Convergencia Social.

El RN Cristian Hernández, en tanto, se mostró conforme con el proceso de la auditoría y recalcó que esto era algo que él ya había pedido (sin resultado) en 2018: “La transparencia y prolijidad debe ser una constante en la administración, sobre todo cuando existe una evidente lista de prioridades y un engrosado marco presupuestario. La auditoría (a buena hora) viene a demostrar el comportamiento financiero del pasado y marca un precedente de ordenamiento en el gasto comunal de cara al futuro”.

El también RN Claudio Cortez valoró que el concejo haya sido escuchado en la solicitud del análisis financiero y agregó que busca, desde ahí, poner las bases para futuras gestiones. “La auditoría es algo que yo también solicité al inicio de mis funciones como concejal de la comuna y es muy bueno que se nos haya escuchado esta petición. La idea es trabajar en equipo y con un norte claro. Yo busco con esta auditoría solamente ver cómo se encuentra nuestra comuna y desde esa base poner las energías en gestiones futura”, explicó el edil RN. El resto de los concejales no se refirió al tema.