Eclipse solar total, una experiencia sublime

* Por Mario Peñafiel desde La Serena

Hay cosas que se viven solo una vez y si se repite es una bendición. Vivir un eclipse solar total en la ciudad de La Serena donde toda la región se vio involucrada en un evento de trascendencia mundial, es una experiencia inolvidable.

La preparación de la ciudad y la coordinación con absolutamente todos los estamentos públicos y el apoyo del mundo privado, marcaron este eclipse como una buena gestión de las autoridades locales. Información en redes  sociales, carabineros y seguridad pública en cada lugar, preocupación del medio ambiente, cómo comportarse en cada situación, charlas, salud pública, la entrega de miles de lentes por parte de empresarios, la difusión de los  medios de comunicación locales, nacionales e internacionales, en particular los especializados en astronomía. Además, de la inauguración de hitos que quedarán para la posteridad y marcaran un día en que la ciudad de La Serena fue la capital mundial  de la astronomía. El mundo puso los ojos en la región de Coquimbo y la sombra de 150 kilómetros de ancho que cruzó nuestro país de cordillera a mar donde se cubrió el 100% del sol, fue percibida por miles de turistas y población de esta zona. 

Le experiencia celestial donde se visualizó el “sol negro” se retira hasta el 2020 en la región de la Araucanía, donde la ciudad de Pucón será la protagonista esta vez de un evento internacional. La  preparación del mundo público, municipalidad, gobierno regional, empresarios y comunidad de nuestra zona debe activarse con inmediatez. Viví una experiencia astronómica, pero también una experiencia de gestión, coordinación, ejecución y compromiso de todos, que se actuó con liderazgo y aplicando innovación y detalles  bien pensados en los procesos que llevaron a la luna y el sol a fusionarse en una conexión que pasa muy excepcionalmente en el tiempo, donde ellos, el astro y nuestro satélite natural no sabían qué sucedía, pero los habitantes de este planeta llamado tierra, nosotros los humanos, nos emocionamos y conectamos con la grandeza del universo.

 

* Mario Peñafiel es gerente de la Corporación de Adelanto de Pucón