Rodrigo “Gigo” Castillo: un puconino en Bosnia

* Por Rodrigo Castillo Ojeda

El autor de la columna, Rodrigo Castillo, en una de sus aventuras en Bosnia. Específicamente en el Río Tara.

¿A qué jugaban ustedes cuando chicos? Le pregunté  a mi amigo Mirko (33 años) de acá de Bosnia. Instantáneamente junto a su hermana, un año menor, me contesta, “aaahhhggg, nosotros jugábamos a la guerra”, acompañado de una sonrisa y tratando de cambiar el tema de conversación . 

Yugoslavia fue un país del sudeste y centro de Europa durante la mayor parte del siglo XX. Nació después de la Primera Guerra Mundial en 1918 con el nombre de Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos por la fusión del Estado provisional de Eslovenos, Croatas y Serbios (se formó a partir de territorios del antiguo imperio Austro-Húngaro) con el Reino de Serbia, y constituyó la primera unión del pueblo eslavo del sur como un Estado soberano, después de siglos en los cuales la región había sido parte del Imperio Otomano y Austria-Hungría. 

La separación de Yugoslavia 

Espacio Disponible

Todo empezó alrededor de los años 80’s, cuando Yugoslavia tuvo la crisis económica, lo cual produjo bastante disputas políticas para que diez años después junto a también disputas étnicas, empezó la guerra la cual produjo la división de este hermoso país. Ahora al mirar el mapa, donde estuvo Yugoslavia, está Eslovenia, Croacia, Macedonia, Bosnia I Herzegovina, Serbia, Montenegro y Kosovo el cual era parte de Serbia, pero desde Febrero del 2008 pasó a ser reconocido por USA y EU como país independiente, convirtiéndolo en el país más Joven. 

 

Bosnia I Herzegovina 

Bosnia y Herzegovina se divide en dos entidades: la Federación de Bosnia y Herzegovina, (que su mayoría vendrían siendo los Musulmanes) y la República Srpska, (que vendrían siendo los ortodoxos y cristianos), que son políticamente autónomas en cierta medida, así como el distrito de Brčko, que es administrado conjuntamente por ambas. Las Entidades tienen sus propias constituciones. The Economist Intelligence Unit ha calificado a Bosnia y Herzegovina como “régimen híbrido” en 2016. Es algo complicado no tan solo para nosotros entenderlo, si no que los locales están también confundidos con tres presidentes, los cuales trabajan juntos, pero cada uno de ellos busca sus intereses. Pero la gente de acá no se preocupa mucho de entenderlo, es más, cada vez que pregunto por una explicación del sistema político, con una sonrisa me responden, “acá estamos preocupados de vivir, la política es para los políticos”. 

Rodrigo enseñando tácticas de descensos por ríos a un grupo internacional de España, Australia, Ucrania y República Checa.

Naturaleza 

Pero no vine a tratar de entender sobre la política, sino que a disfrutar de la naturaleza y su rica cultura completamente distinta a la nuestra. 

Sabía algo de Bosnia I Herzegovina antes de mi viaje, pero solo sabía que acá estaba el cañón más profundo de Europa, el hermoso Río Tarafrontera Natural entre Bosnia I Herzegovina y Montenegro, uno de los pocos ríos sin represas de Europa, protegido por Unesco y según la Internacional Rafting Federation está entre los 10 mejores viajes de rafting en el mundo, junto a nuestro querido Futaleufu en el sur de Chile. 

Acá llegue solo, con una mochila cargada de energías para disfrutar de las bondades locales y pasar un buen verano lo cual me daría una experiencia diferente. La situación económica en el país no está mala, pero hay una razón por la cual no son parte de la Unión Europea, pero esta razón no cierra las puertas a extranjeros de toda Europa, los cuales llegan por las mismas razones que yo. Más de 1400 personas por fin de semana bajan las aguas turqueza de este maravilloso rio. Alrededor de 64 compañías de rafting están en el valle, lo que lo hace el río más comercial de Bosnia I Herzegovina y Montenegro. El rafting es realmente popular en esta parte del país, pero lo opaca la forma de trabajar de las empresas locales. Jamás en mis 25 años como guía y más de 18 años viajando alrededor del mundo vi algo como esto. 

Puente historico en la ciudad de Móstar.

El río es lindísimo, pero las empresas locales no van acorde al recurso natural, con decir que construyeron terrazas a la orilla del río para parar en el viaje de rafting y beber alcohol hasta más no poder. Llevar 40 latas de cerveza en una balsa para la bajada del río es algo normal. Guías y clientes sin chalecos de flotación, cascos y nada de protección. El guia bebiendo junto a los clientes durante dos horas de descenso de consumo excesivo. Sin duda una experiencia diferente, la cual en algunos años espero que cambie por el bien al deporte. La compañía a la que llegué está marcando la diferencia. No hay alcohol ni antes ni durante el viaje. 

“GIGO —me dice Mirko,(dueño de www.tara-raft.com )— hace 8 años cambie mi forma de trabajar acá en el río. Antes era la empresa más grande, pero después de prohibir el alcohol en el río, perdí a más de la mitad de mis clientes y ahora soy la mas pequeña, pero me alegra que la gente que viene a hacer rafting con nosotros, viene por la experiencia de conectarse con la naturaleza y no con el alcohol”. 

A Mirko le está resultando su idea y su empresa ha crecido en los últimos dos años. Eso me inspira bastante, ya que luchar contra la corriente, como decimos a veces, es posible, se avanza lento pero se avanza. 

Calles de Móstar que ignoran el pasado de la guerra.

Este es el pensamiento de un guía de rafting local al preguntarle porque tanto alcohol en los viajes. Me dijo: “Gigo, caminar sin zapatos es cómodo, pero si caminas con ellos es mejor, y con una sonrisa se detiene, me mira y termina diciendo, rafting es entretenido, pero con alcohol mejor”. Lo miré, me reí irónicamente y me guarde mis palabras.

La gente su cultura y la increíble belleza de los Balcanes hace de este destino un lugar que debemos tener en nuestra lista de países a visitar. La gente es cariñosa y amigable. Muy contenta de saber que gente chilena los visita, su comida es variada y en cantidad. La naturaleza poco recorrida, pero eso le da un plus de interesante. Bosnia I Herzegovina sin duda quedará en mi memoria por largo tiempo.

 

* Rodrigo Castillo Ojeda es un experto guía de río, además instructor de equipos de emergencia y puconino aventurero.