Futbolista de Pilmahue detenido por golpear a un Carabinero fuera del casino

Rafael Olave Anabalón mantenía, de acuerdo a la versión policial, a su hijo de cuatro años al interior de un vehículo a las dos de la madrugada, mientras él junto a un amigo se encontraban al interior del centro de juegos de azar. Club desvinculó al jugador.

Rafael Olave (al medio) enfrentó a la justicia, junto a su amigo David Monroy al mediodía de este jueves.

El año 2011 el temuquense Rafael Olave Anabalón (24) tuvo la que se denominó la “oportunidad de su vida”. El, en ese entonces aún futbolista juvenil de Universidad Católica, tuvo la posibilidad de probarse en las divisiones menores del poderoso Bayern Munich. Pero el intento no fructificó. O al menos, no en la medida que la prensa deportiva regional remarcó: quedarse en Europa y hacer una carrera futbolística en el viejo continente. Simplemente no pasó y ese prometedor deportista, fichado por el Pilmahue de Villarrica para esta última temporada de la Tercera División, terminó la madrugada de hoy detenido por una agresión a Carabineros; luego de ser controlado, junto a un amigo, fuera del casino Enjoy en Pucón. Esto, por la denuncia de un menor de 4 años que lloraba encerrado en un vehículo fuera del centro de juegos de azar. El niño resultó ser hijo del deportista.

Los hechos, según los describió el fiscal jefe de Pucón, Jorge Calderara, en la audiencia de formalización de cargos de Olave y su acompañante, David Monroy Suazo; partieron a eso de las dos de la madrugada, cuando Carabineros recibió la denuncia del pequeño que lloraba al interior de un auto marca Nissan. según se dijo, el menor se encontraba “afectado y en estado de shock”, lo que era remarcado por un fuerte llanto. Cuando los efectivos policiales lograron abrir la puerta del vehículo se enfocaron en determinar quiénes eran los adultos que se movilizaban en él. Así las cosas, no se tardó en dar con Olave y Monroy, quienes, según el parte policial, reaccionaron indebidamente. De acuerdo al relato del fiscal Calderara, uno (Monroy) se opuso a la acción policial y el otro (Olave), directamente agredió con un golpe de puño en una ceja a uno de los uniformados, quien terminó con lesiones de carácter leve.

Así las cosas, Calderara formalizó a Monroy por atentado contra la autoridad y a Olave por maltrato de obra a Carabineros. “Estas dos personas, uno más joven que el otro. Uno que pertenece al Club deportivo Pilmahue de Villarrica habrían generado un incidente que produjo una agresión a un funcionario de Carabineros de la Novena Comisaría de Pucón que resultó con lesiones y el otro por haber atentado en contra de la autoridad por oponerse a la detención de la primera persona, los cuales fueron detenidos y el día de hoy se ha deducido un procedimiento simplificado en donde se han solicitado penas desde 540 a 300 días”, señaló Calderara al final de la audiencia.

En la misma audiencia el fiscal solicitó que abra una causa en un tribunal de familia para ver la situación del menor, ya que los derechos del pequeño fueron vulnerados. El niño, según dijo Carabineros fue entregado a su madre, quien viajó en la madrugada desde Temuco.

Desde el Club Deportivo Pilmahue, en tanto, señalaron que se decidió desvincular a Olave del plantel. “Fuimos a carabineros a Pucón para dar nuestras disculpas como institución porque lo que hizo Rafa no nos representa como institución y lo desvinculamos del club”, explicó Ricardo Villanueva, vicepresidente de la institución.