Pucón caminable

La medida veraniega de sacar los estacionamientos de la calle principal de la ciudad tuvo varias interpretaciones y resistencias iniciales. Pero con el correr de las semanas de la temporada, la gente del pueblo y los visitantes pareciera que se acostumbraron a la norma y poco a poco comenzó a generar adhesión más que rechazo. 

Entendemos que la iniciativa fue parte de una idea general que lidera el mismo alcalde, Carlos Barra, de hacer de esta ciudad un lugar caminable más que de autos. Y eso, si bien es una idea que en este medio compartimos y apoyamos; también pareciera ser algo complejo de lograr, en el corto plazo al menos, por la idiosincrasia nacional en la que el auto pareciera ser una extensión del cuerpo más que un instrumento utilitario de movilización.

Pero por muy utópica que parezca la idea, no podemos sino ponernos tras ella. Creemos que es relevante que hagamos de Pucón una ciudad más amigable con la movilización a pie (o en bicicleta) que sobre cuatro ruedas. Nuestros problemas de congestión y la alta huella de carbono que dejan los vehículos a combustión nos presionan a dejarlos lo más de lado que se pueda. Por lo mismo, aunque la idea vaya en contra de nuestra arraigada cultura automotriz; es necesario cambiar el chip.

Es por eso que desde esta tribuna apoyamos la idea del alcalde (planteada en uno de los concejos) de volver en el intento de sacar los estacionamientos del centro para las próximas Fiestas Patrias. Eso sí, pedimos planificación y un desarrollo de lugares destinados a aparcamientos masivos que permitan a los vecinos de sectores rurales y visitantes dejar su vehículo en un lugar seguro y caminar nuestro hermoso pueblo. ¿Y si llueve? Bueno, si llueve, nunca está demás poner un paraguas entre las pertenencias.