Fatal Variante Internacional

Señor director:

Quién iba a pensar que mis palabras dichas al ex ministro de la época, Laurence Golborne, quien vino a inaugurar la Variante Internacional, iban a calar y estremecer tanto. Como si el destino me estuviera preparando para vivir más adelante lo que ya en ese entonces estaba presagiando, el accidente grave de mi hijo Julián. En ese entonces solo le pedí que por favor al menos nos pintarán algunas rayas para poder cruzar de forma  tranquila, claro que esto solo entre comillas, ya que en ese entonces la gente no mostraba respeto por los peatones que usábamos la vía y corríamos peligro de ser atropellados con consecuencias graves y fatales. 

Al poco tiempo de ser inaugurada la vía, supimos del terrible accidente de Génesis González, atropellada en un paso de cebra. Este fue el primer caso de gravedad y así empezaron a sumar más, algunos de carácter grave como el de Julián Morales arrollado por casi 20 metros en un paso de cebra y al poco tiempo fueron atropelladas dos alumnas del liceo Hotelería y Turismo.  Otros con causa de muerte, tales como el de Juliano Mora y don Santiago Hernández y ahora sumamos el accidente que le costó la vida a Rubén Ormeño. Suman y siguen y no tenemos forma de parar.

Soy la madre de Julián Morales, quien tuviera ese terrible accidente en las afueras de su colegio. Me siento con derecho a pedir una vez más  a las autoridades comunales y regionales que por favor esta ruta tan trágica sea intervenida de forma urgente. No queremos más muertos y personas con secuelas de por vida. De verdad no queremos que haya otros como Juliano o don Santiago, Julian, Génesis o Rubén y otros que ahora se me quedan en el tintero pero que, de igual manera, forman parte de este listado de personas que tuvieron la mala suerte de transitar por esta vía trágica.

Espacio Disponible

De verdad queremos soluciones concretas: más iluminación, intervención para disminuir la velocidad, que es el problema que ha producido todos estos accidentes. Queremos más balizas pero encendidas ya que las que existen no son muy útiles apagadas, abrir los pasacalle, todo lo que se pueda mejorar, etc. Todo será muy bienvenido y agradecido.

Pido a todos los lectores de este medio comunal a que nos apoyen con sus comentarios de exigencias de pedir mejoras; de ánimo, de fuerza de mejoras para todos los que hemos sido parte de esta lista negra de accidentes. Apoyenos a que seamos nosotros mismos los fiscalizadores. No permitamos que el exceso de velocidad controle nuestros pasos y nuestras vidas.

Un accidente siempre queda en las vidas de las personas que les toca vivirlo, quedan cicatrices en el cuerpo y también en el alma, sin esperarlo ni desearlo cambia toda tu vida, por esto debemos para la velocidad de los imprudentes e irresponsables 

Yo puedo dar gracias a Dios que mi hijo está vivo. Fue un año difícil pero logramos salir adelante y, sigo en la lucha de poder conseguir que esta vía sea arreglada definitivamente.

Siempre agradecida de este medio.

Jacqueline Sanzana.