Conductor que atropelló a estudiante y se fugó tenía una condena por manejo en estado de ebriedad

Jorge Barrera fue formalizado por el hecho y por no prestar ayuda a la víctima. Quedó con arraigo nacional y con firma mensual. Padre esperaba medidas cautelares más fuertes.

Por Rodrigo Vergara

“Pésimo. Parece que hay que esperar que muera una persona”.  Con estas palabras evidenció su molestia Raúl Morales Riquelme, padre del estudiante Julián Morales Sanzana (14), quien fue víctima de un atropello durante la mañana del viernes. El que el autor del hecho, identificado como Jorge Andrés Barrera Danielle (27), luego del impacto se fugó a bordo de la camioneta Ford Ranger blanca que conducía. Barrera Danielle fue formalizado de cargos durante la mañana de este sábado y el Ministerio Público le imputó un cuasidelito de lesiones graves y no haber dado cuenta de la acción, huir y no prestar colaboración a la víctima.

Con todo, el conductor, quien tenía una condena anterior por manejo en estado de ebriedad y otra por conducir sin licencia, sólo quedó con las medidas cautelares de firma mensual, arraigo nacional y la prohibición de manejar. Por lo mismo, el padre del menor se mostró molesto al final de la audiencia. Confesó que esperaba una medida más fuerte para el imputado. “Es la única forma de que tomen conciencia de lo que hacen. Más encima era un colegio”, argumentó el padre en torno a la consulta si hubiese preferido que Barrera quedara en prisión preventiva mientras dure la investigación.

Espacio Disponible

En todo caso el fiscal de turno a cargo de la formalización, Néstor Riquelme, había solicitado un arresto domiciliario parcial, lo que fue denegado por el tribunal. “Se solicitaron medidas cautelares más gravosas. Se solicitó la privación de libertad del imputado y el tribunal no la dio”, señaló el fiscal Néstor Riquelme.

Según lo que señaló el representante del Ministerio Público, el atropello ocurrió a las 8:05 horas del viernes, cuando la víctima, quien terminó policontuso y con la fractura de su fémur derecho, cruzaba el paso de cebra que está casi al frente del Colegio Carlos Holzapfel. Fue ahí cuando fue embestido por la Ford blanca conducida por Jorge Barrera, quien, pese a los gritos y a las indicaciones de la carabinero que controlaba el tránsito, se fugó sin prestar ayuda al menor. El conductor fue posteriormente detenido, a eso de las 9:40 horas, en calle Palguín cerca del terminal de Buses Jac. Cercanos al imputado señalaron que el hombre confesó que tuvo miedo y que por eso escapó.

De acuerdo a lo señalado por el fiscal Riquelme, el alcotest practicado al imputado arrojó que éste no había bebido, aunque igual se le realizó un análisis de sangre que, a la postre, será una evidencia trascendental en el momento de definirse el futuro judicial del imputado. El tribunal otorgó cuatro meses como plazo de la investigación.

En tanto, la víctima se recupera de sus lesiones en Temuco y está a la espera de una operación que será practicada este miércoles. “Hoy despertó con un poco de dolor. Está un poco ansioso por la cirugía. Recién hoy pudo comer algo. Está inmovilizado”, contó Jacqueline Sanzana, madre del menor.