Gerente de productores de biomasa y la falta de pellets: “Estas dos semanas son las más críticas que vamos a tener”

Antonio Minte sostiene que la demanda aumentó en un 40%, el doble de lo proyectado, por la pandemia y asume que “las empresas no fueron capaces de responder”. Además anuncia que redestinarán 10 mil toneladas que estaban para exportar al consumo interno. Espera que el problema se solucione a finales de agosto.

EXPORTACIÓN.- La industria redestinará 10 mil toneladas de pellets que estaban para ser exportadas al mercado interno. A principios de septiembre el mercado debería estar regulado.

Lo de la falta de pellets para calefacción ha sido, probablemente, uno de los temas más recurrentes en el sur de Chile en las últimas semanas. El evidente quiebre del stock de las empresas, generado principalmente por el sobre consumo en pandemia, ha producido la falta del combustible cuyo uso ha penetrado en reemplazo de la leña. Antonio Minte, gerente de la Asociación Chilena de Biomasa, que agrupa al 80% de la producción del elemento, explica a La Voz…, las razones del quiebre y apunta a que estas semanas serán las peores para regularizarse ya a partir de principios de septiembre. En todo caso, asegura que ya redireccionaron 10 mil toneladas que estaban para exportar y se distribuirán, finalmente, en el mercado interno.

— ¿Cómo se genera este problema o quiebre de stock?

“Esto se empieza a generar desde marzo, desde la incorporación del Covid-19. En marzo nosotros prendimos las luces con una venta en el primer mes de invierno de más del 70% en comparación al mismo mes del año pasado. Algo pasó y todas las luces indicaban que eran las restricciones sanitarias que estábamos teniendo. La gente salió a comprar de todo y entre ello también el pellets. Sin embargo, nosotros pensamos que eso se iba a regularizar y en marzo, abril y mayo la línea parecía que se regularizaba. Sin embargo, junio encendió las luces de nuevo porque volvió a subir la venta muchísimo, pero ya estábamos un poquito más preparados por las luces de marzo y pudimos incrementar cierta producción que evitara que lo que estamos viviendo hoy día haya ocurrido en junio o antes. El aumento de demanda acumulado va por sobre el 40% a finales de julio y en un año normal esto crece en el orden de un 20% o menos. Creció el doble de lo que nosotros proyectábamos y aquí el efecto pandemia y el efecto crisis ha llevado a que esto suceda”.

— Se dijo también que hubo fábricas que sufrieron incendios y que tuvieron problemas, incluso, se asoció al conflicto mapuche. ¿Hay algo de eso?

“Muy poco. Nosotros lo hemos nombrado, pero es una situación que podría pasar el próximo año, como podría haber pasado el año pasado y no nos hubiese afectado el mercado. Lo que está afectando el mercado es una situación de pandemia. El hecho de que una empresa se resfríe no quiere decir que el mercado se resfríe. Es el mercado el que trae un alza y todas las empresas no fueron capaces de responder. El problema es una situación de pandemia con un doble consumo de lo pronosticado”.

— ¿En qué momento se puede regularizar?

“Nosotros esperamos que no pase más allá de agosto. Estas dos semanas son las más críticas que vamos a tener, pero al mismo tiempo hemos podido gestionar el ingreso de un pellets que tenía destino de exportación y eso va a ser distribuido lo antes posible estas dos últimas semanas de agosto y las primeras semanas de septiembre y todas las empresas, por lo menos las socias de AChBiom (Asociación Chilena de Biomasa), están trabajando a doble turno y a tres turnos algunas. Se ha incrementado la capacidad de producción por lo cual este problema debiera estar resuelto la primera semana de septiembre”.

— ¿Qué pasa con los eventuales acaparamientos de gente que ha comprado grandes cantidades para revender a precios más altos? ¿Existe ese fenómeno?

“Al parecer sí. Nosotros lo desconocemos y no tenemos el alcance para llegar a hacer esa evaluación. Solo hemos visto, por ejemplo, que en Osorno y Puerto Montt ya hay acciones judiciales para investigar ello. Nosotros lo lamentamos. No lo podemos descartar, pero no tenemos alcance para llegar a esas personas. Han aparecido muchos nuevos distribuidores, quienes también por el efecto de la pandemia se han visto en la necesidad de buscar una alternativa de negocios y el pellets fue una de ellas. Se podía comprar en cualquier planta un camión y dedicarte a distribuirlo. Podría haber un acaparamiento que nosotros lamentaríamos y llamamos también a los consumidores a denunciar. A inicios de julio hicimos un llamado respecto a los precios. Los distribuidores no han subido los precios por la pandemia, por lo que si se ven casos extremos —y hemos visto las bolsas llegar a seis mil pesos— eso no es causa de los productores. Eso es por alguien que ha especulado por la situación que se vive”.

— O sea, ¿los precios desde los productores formales no van a subir?

“No van a subir y no han subido por situación de pandemia. Es decir, si hay alzas son debido al costo de la energía o al costo de la materia prima, pero van en ese orden y eso es sumamente demostrable por las empresas. Eso no va a llevar nunca a que el pellets cueste el doble como lo estamos viendo en algunos casos y que, definitivamente, eso sí es especulación de mercado”.

— ¿Hay alguna autocrítica en el sentido de no prever que se podía enfrentar esta situación, sobre todo por las luces de marzo?

“Al contrario. Esas luces de marzo nos permitió llegar hasta agosto. Nosotros hemos hecho una consulta que nadie nos ha podido responder, pero la respuesta es casi obvia: ¿qué fuente de energía es capaz de responder a un aumento del 40% de la demanda? La electricidad sería un apagón en Chile; los combustibles quizás sí, pero habría que ir fuera de Chile a comprarlos; pero las fuentes de energía renovables locales es muy difícil que si, de un día para otro, le suban el aumento en un 40% puedan responder y el pellets lo ha hecho, pero caímos estas dos semanas. No fuimos capaces de durar todo el año y vamos a caer dos semanas y esperamos que nos recuperemos pronto a inicios de agosto o principios de septiembre”.

¿Qué van a hacer para que esto no vuelva a suceder el próximo invierno?

“Ya hay acciones que venían consideradas como un año normal, pero que se anticiparon. Hay inversiones que han aumentado capacidad de producción. Hay nuevas plantas que, inclusive, parten estas semanas que son otro factor que va a permitir que esto termine antes de agosto. sin duda van a haber inversiones que debido a lo que ha pasado se van a acelerar para el próximo año”.