Los héroes de Pucón

Mientras escribimos estas líneas en nuestro vecina Argentina hay una verdadera catarsis emocional. Su ídolo de la historia moderna ha fallecido, quien además de logros futbolísticos tenía a su haber hasta una propia religión, ha muerto. Su dios ha muerto. Y más allá de los altos niveles de irracionalidad que esto puede tener desde nuestro Chile, si nos parece da el pie para llevarnos a una reflexión. 

¿Qué tan conscientes estamos en nuestra tierra, en nuestro Pucón, respecto a aquellos hombres que la han forjado y tanto han entregado por nuestra comunidad? Qué tanto amor, respeto o admiración tenemos por aquellos que en condiciones de vida completamente diferentes a las actuales sacaron adelante nuestra comunidad.  Hoy es fácil mirar lo logrado y casi asumir que siempre ha estado así. ¡No señores! Bajo el Pucón que hoy disfrutamos está el esfuerzo, sudor inmenso de hombres y mujeres que han entregado mucho por nuestra comuna.  

Debemos luchar contra la indiferencia y lograr evitar que esos nombres pasen al olvido. Esta semana falleció Servando Castillo Morales, el conocido hombre de las flores de madera. Tal como escribió nuestro periodista y editor su vida fue mucho más que esa conocida artesanía y cada puconino debiera saberlo y valorarlo. Desde esta sala de redacción queremos hacer un reconocimiento a todos los emblemas de Pucón, los vivos y los que ya no están, los Castillo, los Samur, los Eltit, los Huaiquifil, los Quiñenao, los Panguilef, los Garrido, los Sanzana (solo por nombrar algunos) y muchos más que no caben en estas líneas  y queremos comprometernos como medio a hacer todo lo que está a nuestro alcance para mantenerlos vigentes.  Trabajaremos en ello.