Candidata Yasna Provoste acusa al ministro de Educación de “poner en riesgo la vida de los niños” del Copito de Nieve

La senadora DC anunció una denuncia a Contraloría para que se investigue el actuar de las autoridades y agregó que se debe partir la indagatoria con Raúl Figueroa. Vocero de los padres del centro educacional sostuvo que son víctimas del “descriterio”.

INVESTIGACIÓN.- La candidata de la DC señaló que recurrió a la Contraloría para que realice una investigación y determine responsabilidades en las autoridades.

La pauta de la candidata de Unidad Constituyente, la DC Yasna Provoste, apuntaba a una actividad con emprendedores mapuches en Curarrehue. Pero la contingencia la obligó a salirse de la agenda y pasar por Pucón para abordar la situación que viven los apoderados, párvulos y funcionarios del jardín infantil Copito de Nieve en la comuna. Esto, luego de conocido el brote de covid y las sospechas ciertas de que la variante Delta esté tras los contagios; lo que generó que más de cien personas tengan que ser derivadas —incluso forzadas con carabineros— a residencias sanitarias en Villarrica y Temuco. Y la senadora y candidata fue lapidaria para pegarle al ministro de educación, Raúl Figueroa, a quien acusó de “voluntarista” por propiciar el retorno a clases y de “poner en riesgo la vida de los niños” del jardín infantil Copito de Nieve.

“Este voluntarismo del ministro de Educación de insistir con un retorno presencial a los jardines infantiles sin aforo, sin mascarilla y sin las condiciones mínimas de seguridad, lo que hace es colocar en riesgo la vida de nuestros niños y niñas. Lo que hace es colocar en riesgo la vida de sus familias y lo que hace es colocar en riesgo también la vida de los trabajadores y trabajadoras”, argumentó Yasna Provoste, quien agregó que por las razones antes mencionadas decidió concurrir, junto a la presidenta de los funcionarios de Junji (Junta Nacional de Jardines Infantiles) y presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Silvia Silva; a la Contraloría para hacer una denuncia y sea este organismo el que abra un sumario para indagar responsabilidades administrativas en las autoridades y funcionarios de Gobierno por el trato dado a los funcionarios, familias y menores: “Esto se extiende, además, a otros establecimientos de la Junta Nacional de Jardines Infantiles en la región de Los Lagos, en Arica y Parinacota y también en la región Metropolitana (…) por eso es que hemos concurrido junto a la presidenta de funcionarios y funcionarias de Junji a la Contraloría General de la República para que realice una investigación sumaria, establezca las responsabilidades con las autoridades; primero la responsabilidad con el ministro de Educación porque aquí quien ha puesto en riesgo la vida de los niños ha sido el ministro de Educación”. Según la candidata lo que pasó en Pucón pone en duda todo el programa de vuelta a clases del ministerio de Educación.

Los apoderados del Copito de Nieve también manifestaron sus problemas y reparos con el actuar de las autoridades. Lo hicieron mediante un comunicado público que hizo llegar el vocero Marcos Quintana. Según lo que explicaron están de acuerdo con la necesidad de resguardo y cuarentenas, pero acusan que el trato ha sido directamente “abusivo”. “Todos los apoderados estamos de acuerdo con cumplir cuarentena, incluso resignados podemos entender la residencia sanitaria, lo que no podemos comprender es el abuso por parte de la autoridad haciendo lo que se les ocurra, vulnerando a nuestro parecer el derecho de nuestros niños y niñas”, sostuvieron en el documento firmado por Quintana.

El texto también hizo referencia a que no están las condiciones de infraestructura adecuada, tanto en los traslados como en las habitaciones de las residencias, para atender a los menores: “Los traslados ni las residencias están preparados para cumplir con el encierro de niños, lámparas en mal estado, enchufes peligrosos, furgones sin sistema de sillas para bebés trasladándonos a dos horas o más de nuestros hogares en carretera, sin duda una amenaza para la salud de nuestros niños y niñas”.

Finalmente el texto sostiene que son víctimas de “descriterio de las autoridades”: “Acá somos todos víctima del descriterio de la autoridad sanitaria cuando se trata de niños pequeños, incluyendo a sus funcionarias y familias; con tratos inadecuados y exponiendo a nuestros niños a reales peligros. Personalmente y como representante del Centro de Apoderados de nuestro jardín, apoyo todo el movimiento desplegado por las funcionarias, no descansaremos para que esta situación no se vuelva a repetir en el país y que nuestros niños y niñas no se vean expuesto a la prepotencia con la que funcionarios públicos de la seremi han tratado a nuestras familias”.