Brote de covid en el Copito de Nieve: padres y niños son llevados con carabineros hasta residencias sanitarias

Algunas de las madres y sus hijos fueron sacados con la fuerza pública bajo orden de la seremi y trasladados hasta hoteles en Villarrica y Temuco. Acusan tratos denigrantes. El Jefe de la Junji regional, Juan Pablo Orlandini, dice que todo está en manos de Salud. 

FORZADAS.- La imagen muestra el momento exacto cuando una de las madres, junto a su hijo, es sacada por el personal de Salud y el apoyo de la fuerza policial.

La escena pudo ser sacada de cualquier producción de Hollywood: la policía sacando a madres con sus hijos para llevarlas a un confinamiento obligatorio. Pero no, pasó en Pucón. Esto, porque algunos de los padres de los menores del jardín infantil Copito de Nieve tuvieron que ser sacados con la fuerza pública para cumplir con la cuarentena obligatoria en una residencia sanitaria por ser contactos estrechos de un posible caso Delta. Y si bien algunos fueron forzados y otros lo hicieron sin la necesidad de la coerción; todos, de alguna forma u otra, han demostrado la inconformidad y molestia con la medida de confinamiento obligatorio en una residencia sanitaria. El problema para los padres del establecimiento es que se teme que la temida variante Delta está tras los contagios (cuatro hasta ahora) que se han registrado en el lugar. Por lo mismo la seremi de Salud aplicó a rajatabla los protocolos más rigurosos para tratar este tipo de casos. En ellos, se explicita que todos los denominados contactos estrechos deben ir a residencia sanitaria para pasar la cuarentena y así evitar la propagación de la variante.

Durante la tarde La Voz… hizo un contacto en vivo con una de las apoderadas, Claudia Roa, quien está en el Hotel Kolping en Villarrica pasando la cuarentena —que podría durar hasta el 20 de septiembre— junto a sus dos pequeñas de dos y seis años. Según ella, la información fue poco clara y el trato desde la seremi algo vejatorio, sobre todo con la disposición de sacarla con la fuerza pública de su casa en Coilaco. “Me fueron a buscar con carabineros porque según ellos (la seremi de Salud) yo me negaba a la residencia sanitaria, siendo que jamás me negué a la residencia. Lo que les expliqué es que por favor me devolvieran los llamados y no pasó”, explicó Claudia Roa en la entrevista. Por ahora la mujer se encuentra, junto a sus dos hijas, en una habitación de tres por dos metros y un baño en Villarrica. Claudia Roa mostró a este medio la resolución firmada por la seremi de Salud, Gloria Rodríguez que estipulaba el traslado, forzado de ser necesario, hasta una residencia sanitaria.

Claudia Gudenschwager, otra apoderada, tuvo un relato más o menos similar y apuntó directamente a un maltrato. “Como a las tres y media llega una camioneta con dos hombres y dos carabineros a buscarme. Que si yo no me iba me iban a quitar mi cédula de identidad, mi pase de movilidad y que además de eso iba a tener que pagar alrededor de $15 millones. Les dije que no me podía ir porque mi hijo es súper intranquilo, hiperactivo y no se queda entretiene con nada y me dijeron que ellos no podían hacer nada. Me dijeron que tenía dos horas para arreglar mis cosas”, relató Claudia Gudenschwager a La Voz…. Luego la mujer agregó: “El problema no es el fondo, porque se entiende el contexto en el que estamos, es la forma; porque me sentí súper humillada. Me sentí pasada a llevar. Me sentí horrible. Es la forma en cómo se ha manejado todo este sistema”. En todo caso Claudia aclara que el hotel es cómodo y que el trato en el lugar ha sido bueno y amable.

El director de Junji (organismo sostenedor del jardín) regional, Juan Pablo Orlandini, sostuvo que el lunes la institución sacará una declaración oficial sobre el tema; pero adelantó que la situación está en manos de la seremi de Salud. “Se han tomado las medidas sanitarias que corresponden en los jardines y se han cumplido; tanto así que no hay nadie contagiado desde el jardín”, explicó Orlandini. Sobre la molestia de los padres sostuvo que es un tema que están conociendo ahora y analizan la situación: “Ahora todo está en manos de la seremi de Salud y debemos cumplir lo que ellos solicitan”.

Este medio trató de contactar a la seremi de Salud, sin obtener respuesta de parte de la entidad regional que está a cargo de la emergencia sanitaria en La Araucanía.

¿Por qué “posible Delta”?

Algunas dudas se han planteado en torno a por qué los casos son “posibles” o “probables” Delta. El punto es que debido a que la sistematización oficial en este tipo de casos apunta a un primer examen PCR que detecta la variante y una vez que sale positivo a covid con la variante Delta detectada, adoptan el mote de “posible Delta” o “probable Delta”; ya que existe un paso más de confirmación que pasa por un análisis del Instituto de Salud Pública (ISP) que demora entre 10 y 15 días el resultado. Por lo mismo, una vez que los detecta el PCR de variante, son tratados como Delta efectivos.