Clonadores traen método del “cambiazo”: delincuentes hurtan máquinas de Transbank y dejan en su lugar aparatos modificados que roban los datos

Banda proveniente de Santiago estuvo operando en Pucón y Villarrica durante los meses de invierno. Van 53 casos con un monto total defraudado cercano a los $20 millones según la indagatoria de la Unidad de Foco de la Fiscalía regional y la PDI.

ADATOS.- Los clonadores cambian los aparatos como el de la foto por unos similares, pero modificados que roban los datos de las tarjetas de las víctimas. Principalmente en servicentros.

La técnica era conocida en la Región Metropolitana, pero en la Zona Lacustre era inédita. Esto, hasta el invierno que recién pasó; ya que la Unidad de Análisis Criminal y Foco Investigativo de la Fiscalía Regional de La Araucanía pesquisó una banda proveniente de Santiago que aplicaba el método de cambiar máquinas operadoras de tarjetas de créditos en locales comerciales —principalmente servicentros— por aparatos modificados que capturaban los datos (claves y banda magnética). Esto último les permitía clonar las tarjetas bancarias de los usuarios y, por cierto, cometer delitos en un método conocido en el mundo del hampa como el “cambiazo”.

Según el jefe de la unidad de la Fiscalía Regional, hasta el momento se han abierto 53 causas, la mayoría de ellas (32, equivalente al 60%) en Villarrica y el resto (21 hechos) son de Pucón. Todo esto entre los meses de junio y agosto de 2021. “​​Los primeros antecedentes apuntan a una banda organizada, integrada por sujetos que se trasladan desde la región metropolitana, la cual utiliza una modalidad de clonación que no se había detectado hasta el momento en la región:  sustraen terminales POS Transbank móviles, generalmente utilizados en estaciones de servicio de combustible, para intervenirlos y posteriormente cambiarlos con la finalidad de clonar la información de las tarjetas bancarias de las personas que usan dichas máquinas para efectuar un pago”, explicó el persecutor, quien trabaja el caso con la PDI de Villarrica.

El representante del Ministerio Público agregó que los montos defraudados en el total de las causas indagadas llegan casi a los $20 millones y que, individualmente, las cifras robadas estaban entre los $200 mil y los $2,8 millones. “Las víctimas señalan que aproximadamente 15 días después de haber hecho compras en los recintos aparecieron en sus estados de cuenta compras que ellos desconocían en locales de la comuna de Santiago. Eso motivó la creación de este foco investigativo que tiene la particularidad en la forma de clonar las tarjetas bancarias dista de lo que se ha visto en otras ocasiones. Ya no es solamente clonar la banda magnética por un aparato en el que alguien capta la clave, sino que se hace de forma inalámbrica donde se interviene el terminal de Transbank”, agregó el fiscal, quien agregó: “Las personas sustraen las máquinas Transbank de los locales comerciales y las sustituyen por otras que están intervenidas”.

El fiscal Herrera hizo, además, un llamado a la prevención de los usuarios y entregó algunos elementos para prevenir las estafas. Entre ellos, exigir el boucher o boleta al momento de realizar la compra. La idea es revisar el papel para que el nombre del comercio coincida con el lugar donde se realiza la transacción. Lo otro es que los usuarios de tarjetas bancarias puedan modificar periódicamente las claves de usuarios y así evitar el uso fraudulento de los delincuentes: “Desde que se clona la tarjeta hasta que aparecen las primeras compras transcurren cerca de 15 días, si esos usuarios hubiesen cambiado la clave a la semana de haberla usado, probablemente esas operaciones hubiesen quedado sin efecto. Por lo tanto, el cambio de clave es fundamental”.