La pugna entre directivos y concejales decanta en una investigación sumaria

La indagatoria será llevada por el juez de Policía Local, Alfonso Podlech, quien no firmó la carta que detonó públicamente el conflicto. Reunión del lunes pasado aplacó en algo los ánimos, aunque la tensión sigue.

DESMARQUE.- Los concejales oficialistas, Claudio Cortez (al centro) y Cristian Hernández (costado derecho), le entregaron respaldo total a los funcionarios, mientras que Daniela García (al costado izquierdo de la imagen) pidió que todo lo denunciado se tiene que investigar.

En el penúltimo concejo municipal del pasado 18 de mayo, los directivos municipales hicieron explotar una bomba. Se trataba de una dura y compleja carta que acusaba a los ediles de adoptar posiciones que rayaban en el acoso laboral y amenazaban con denuncias civiles en los tribunales laborales y también penales del tipo “injurias y calumnias con publicidad”. Y si bien nada de lo anterior sucedió (aunque sí ya se definió una investigación sumaria), el hecho fue tomado como todo una señal. Una especie de declaración de guerra de los jefes municipales en contra de los concejales de oposición. Esto último era así, ya que si bien la carta no emitía nombres, las voces en off consultadas por este medio apuntaban directamente a los miembros del denominado “bloque opositor”, en particular de Verónica Castillo y Armín Avilés y en menor medida en Ricardo Cortés y Daniela García.

Ya el lunes que recién pasó hubo un nuevo hito. Se trató de una reunión de los directivos y los concejales. La idea, según se supo, era acercar posiciones y tratar de superar el impase y la controversia. Pero no todos los ediles estuvieron presentes. Tres de los miembros del bloque no llegaron a la cita (Castillo, Avilés y Cortés). Y solo Daniela García llegó hasta la municipalidad para dialogar con los funcionarios. Del oficialismo estuvieron Cristian Hernández y Claudio Cortez. El alcalde, Carlos Barra, tampoco se hizo presente.

Los concejales que sí estuvieron valoraron la instancia de diálogo y apuntaron a superar el problema. Eso sí, Daniela García, fue clara en apuntar a que todo lo denunciado se investigue internamente y, por lo mismo, se decretó la investigación sumaria que llevará adelante el juez de policía local, Alfonso Podlech, quien no firmó la carta. Por cierto, García, leyó una nota escrita por ella en el último concejo de este miércoles en la que aludía al tema. 

“Deseo expresar que rechazo totalmente cualquier acto o actitud que se relacione con hechos de violencia, cualquiera sea su origen, provengan estos de la máxima autoridad, edil, directores, funcionarios o del propio concejo municipal del cual formo parte”, señaló y luego agregó: “En este mismo sentido, creo que es suma importancia hacerse cargo de esta denuncia, se investigue al respecto, ya sea por vía administrativa o judicial, brindando todo el apoyo legal a quien se sienta o haya sido denostado o menoscabado en el ejercicio de su función, como lo establece el estatuto administrativo de funcionarios municipales, sin perjuicio de hacer un llamado permanente a fortalecer el diálogo y trabajar todos en una misma dirección que nos permita alcanzar los logros trazados en pos del beneficio de toda la comunidad de pucón”.

Desde el oficialismo, en tanto, el apoyo a los funcionarios fue irrestricto. “Pude escuchar a los funcionarios desde su perspectiva técnica y profesional, enfatizando en el rol que realizan y cómo ese trabajo institucional pasa a un tercer plano por aseveraciones sin fundamentos muchas veces equívocas y que les dañan personalmente a ellos y sus equipos”, acusó Cristian Hernández, quien luego agregó: “Desde mi rol apoyo cien por ciento a los funcionarios. Entiendo perfecto cual es mi función y lo que me compete en la mesa del concejo”.

Claudio Cortez fue en una línea similar. “Los directores, muchos de ellos con varios años de servicio, buscan solo trabajar en equipo para nuestra comuna. Agradezco y apoyo eso y este uno de los primeros acercamientos. Quiero decir que la falta de respeto y malos tratos no van conmigo. Para conseguir objetivos no puedes pasar por sobre otras personas ya que detrás de ellas hay siempre una familia que se duele”, espetó.

Por ahora, según dicen algunos involucrados, las aguas quedaron un poco más quietas; pero la tensión sigue. Para muestra un botón: la concejala Castillo apuntó —en la última reunión del cuerpo colegiado el pasado miércoles— directamente a la jefa del departamento Jurídico Bhama Zúñiga por haber firmado la carta. “Usted no debió firmar esa carta y por eso no es mi asesora”, le dijo la representante de Convergencia Social a la profesional.