Las platas del casino y el desarrollo social

En el último concejo municipal fuimos testigos de una compleja discusión en torno a la pertinencia legal sobre el uso de los dineros entregados a la municipalidad por la empresa Enjoy. Esto, en el contexto de la nueva licitación por el centro de juegos comunal. Y, además,como la primera entrega de un volumen considerable de recursos que en total sobrepasan los dos mil millones de pesos. 

Y más allá de las posiciones que tenían algunos concejales sobre las restricciones al uso de los recursos, versus la visión de los directivos municipales que, asesorados por la superintendencia de Casinos y Juegos, asumían que las 121.000 UFs anuales que debe pagar la empresa eran de libre disposición; es una muy buena noticia que una parte importante de esta remesa ($600 millones) sean destinados al desarrollo urbano en general y a viviendas sociales en particular.

Entendemos, como medio de comunicación local, que la municipalidad y quien la dirige tienen una oportunidad histórica de saldar la deuda social ligada a la vivienda que tiene la comuna. Es hora de planificar con seriedad y proyectar soluciones habitacionales para los puconinos quienes, debido a la presión de la industria inmobiliaria relacionada a las propiedades vacacionales, han visto como sus posibilidades de un techo propio se alejaron hasta lugares inalcanzables.

También valoramos que una industria como la casinera propicie volúmenes considerables de recursos y que estos puedan ser usados en los que más lo necesiten. El capitalismo y el libremercado, cuando son bien regulados, son capaces de entregar respuestas apropiadas a las necesidades de las personas. No perdamos eso de vista a la hora de definir nuestro futuro como país.