Alcalde pide que Vivianne Galle materialice por escrito su renuncia, pero ella insiste que no lo hará por el momento

Directora de Salud mantiene su posición de no dejar el cargo hasta tener definido su futuro laboral en otro lugar. Edil y directivos se reunieron con la profesional en una tensa reunión, pero no pudieron llegar a acuerdos. Concejales mostraron su preocupación por la crisis.

Por Rodrigo Vergara/ Fotografía archivo La Voz de Pucón

Como una bomba cuyos efectos expansivos aún no se vislumbran en su totalidad. Así podrían definirse las consecuencias de las declaraciones de la, hasta ahora, directora de Salud municipal, Vivianne Galle, publicadas este jueves recién pasado por La Voz….. En ellas la profesional acusaba poco apoyo del alcalde Carlos Barra, principalmente, en su intención de hacer un aumento presupuestario que le permitiera pasar de un sistema de contrato a honorarios a uno a plazo fijo al ingeniero Roberto Hueche; y a 13 personas de la ronda de salud rural. Pero además de eso, Galle transparentó su intención de irse del cargo directivo que ocupa desde 2015. Aunque con una salvedad: lo hará una vez que pueda insertarse laboralmente en otro lugar del país. “Yo voy a buscar trabajo para irme. Cuando tenga ‘pega’ me voy. Esa es la situación. Estoy decidida a irme”, fueron sus palabras a este medio.
Pero Vivianne Galle fue cuidadosa e insistente en reiterar que ella, por estar en un cargo de concurso público, no se le podía solicitar la renuncia, sino que esa acción dependía de ella y, por el momento, no lo haría porque debía velar por su bienestar. “Uno tiene que pensar en uno, porque nadie piensa en tí y yo necesito el sueldo para vivir”, dijo. Entonces, para todos los efectos administrativos y prácticos, Galle sigue siendo funcionaria municipal. Y la decisión seguía estando en sus manos.
Por lo mismo el alcalde Barra enfrentó una situación compleja. El caso de Galle es uno de los pocos, públicos al menos, en que un directivo de su confianza toma una posición antagónica y lo desafía por los medios en pleno ejercicio de su función. Pero pasó y el último esfuerzo por llegar a una solución al conflicto fue citar a Vivianne Galle a una reunión a la alcaldía. Así las cosas, la directora de Salud llegó con dos de sus asesores de confianza Pablo Flores y Hernán Raasch a eso de las 12:30 horas hasta la antesala de la oficina de la principal autoridad local. Y, luego de esperar cerca de 20 minutos, ingresaron a la sala de reuniones. En el lugar, según relataron conocedores del encuentro, estaban; además del alcalde, el administrador municipal, Rodrigo Ortiz; la secretaria municipal, Gladiela Matus; la jefa de Administración y Finanzas, María Victoria Román y el jefe de Comunicaciones, Harold Manríquez.
El punto es que luego del encuentro, que se vivió en un ambiente muy tenso, según señalan fuentes conocedoras de la reunión, el departamento de comunicaciones de la municipalidad emitió un comunicado de seis puntos que, en lo medular, señala que el alcalde “acepta la renuncia” de Vivianne Galle y la conmina a que la oficialice por escrito.
“Finalmente y en pos de una buena convivencia relacional en el Departamento de Salud Municipal, así como la necesidad de tener un directivo (a) capacitado, comprometido y al servicio de la ciudadanía; este Municipio y el Alcalde Carlos Barra, junto a toda su plana directiva vienen a hacer pública la ACEPTACIÓN A LA RENUNCIA de parte de la señora Vivianne Galle a la Dirección del Departamento de Salud Municipal, esperando que ella tal y como lo establece la ley, proceda a la brevedad a hacerla efectiva, pero por ESCRITO, como funciona en todo acto público-administrativo”, se lee textual en el documento que se puede bajar íntegro al final de esta nota.
Pero el problema es que la actual directora expresó, en ese momento, que por el momento no haría esa acción que le solicitaban. Por lo mismo, la situación, en los hechos, hasta el cierre de esta edición no ha cambiado.
Según lo que se lee en el mismo comunicado, la intención del alcalde y de sus directivos presentes era que Galle se retractara de sus dichos en La Voz…, cosa a la que ella no accedió. Lo anterior, queda más o menos clarificado al inicio del punto cuatro del comunicado municipal: “El alcalde quiere dejar de manifiesto a través de este comunicado que no existiendo ningúnantecedente previo de la decisión de ‘renuncia’ de la señora directora, ésta fue convocada confecha 16 de agosto hasta la alcaldía para ser escuchada y darle la opción de que ratificara o rechazara lo expuesto en el medio de prensa. Cuestión que finalmente concluyó en la ratificación de su ‘renuncia’ de manera verbal y no escrita, por cuanto ella alega que ‘no dejará la dirección hasta que tenga otro trabajo’”.
Por ahora y luego de reiterar a La Voz… su intención de esperar reinsertarse laboralmente en otro lugar antes de renunciar, Galle, se tomará dos semanas de vacaciones las cuales, señaló, las tenía solicitadas desde hacía un mes. También, por cierto, mantuvo sus críticas a los directivos de mayor confianza del alcalde a quienes acusó de entrabar procesos y, en algunos casos, obtener beneficios que no siempre se reflejaban en las páginas de transparencia. Es decir, esta historia podría alargarse por un tiempo indeterminado aún.

Concejales
Quienes también entraron al debate por esta situación fueron algunos de los concejales. El RN Julio Inzunza consideró como “apresurada” la decisión de la directora de Salud. “Los problemas internos siempre han existido. Vivianne Galle y su equipo han hecho un buen trabajo y considero muy apresurado todo esto en relación a la trascendencia que tiene la salud municipal para los usuarios que, sin duda, son los más perjudicados con estas determinaciones”, dijo Julio Inzunza.
En tanto, Omar Cortez (DC), pidió claridad al alcalde Barra respecto a los dichos de Galle. “Esta es una crisis que me preocupa, especialmente en el momento que busco que se equilibre la salud rural con la urbana, el alcalde tiene que esclarecer todo lo que señala la directora. Los desafíos que tenemos requieren conducción y liderazgo y lo que ha pasado en los últimos concejos municipales carecen de eso”, sostuvo Cortez, quien dio un plazo al alcalde Barra para aclarar el tema: “Espero por el bien de los usuarios que todo esto se explique a la opinión pública antes del próximo martes”.
El también RN Cristian Hernández respaldó a Galle y aseguró que concordó con ella, entre otras cosas, en el entrabamiento de ciertos procesos administrativos. “En la mesa del concejo, en terreno y en el día a día he podido evidenciar que lo engorroso de los procesos administrativos son pan de cada día. Le pasa a la gran mayoría de los funcionarios municipales que, por lo demás, hacen muy bien la pega en todas las áreas y muchas veces deben poner la cara por procedimientos que no son responsabilidad de ellos. (Eso es lamentable por que nos debemos a la ciudadanía y somos el primer servicio del Estado). Es la gente la que al final se ve perjudicada”, argumentó el concejal Hernández.

Espacio Disponible

Finamente el PPD Juan Carlos Gallardo, presidente de la comisión de Salud del concejo municipal, apuntó a lo que, según él, es la lentitud de los procesos administrativos: “El tema de fondo es que la lentitud permanente de los procesos administrativos al interior del municipio de Pucón, para lo cual se pueden esgrimir muchas causas como por ejemplo: falta de personal, desorden administrativo, falta de conocimientos de la normativa, mala voluntad, falta de compromiso con el servicio publico etc., gatillaron la decisión de la directora de buscar otros rumbos, lo cual significaría un tremendo retroceso para nuestra salud primaria”.

Comunicado municipal sobre la situación del Departamento de Salud.