Delincuentes roban en Colegio Pucón y se llevan cerca de dos millones de pesos en especies

Ladrones forzaron una ventana e ingresaron al establecimiento. Atraco quedó al descubierto durante la mañana de este jueves.

 

Una muy mala sorpresa se llevaron los profesores, asistentes y alumnos del Colegio Pucón durante la mañana de este jueves. Eso, porque después del feriado del miércoles, descubrieron que ladrones habían entrado al establecimiento ubicado a metros del Río Turbio y se habían llevado un botín avaluado en cerca de dos millones de pesos en especies.

Según la directora, Viviana Quiroga, el hecho quedó al descubierto a eso de las 7:20 de la mañana cuando una de las secretarias llegó hasta el lugar y descubrió que una ventana había sido forzada. Y luego, al revisar las dependencias se dieron cuenta que habían sido víctimas de la delincuencia. Los ladrones lograron llevarse dos notebooks, un celular y un televisor plasma de 55 pulgadas. No se tiene certeza si el atraco ocurrió durante la madrugada del miércoles o la del jueves. La directora señaló a La Voz…, que más que el hecho mismo del robo, lo peor es el sentimiento de vulnerabilidad como víctimas.

“Quizás aunque los montos no son demasiado significativos, son cosas que se han comprado con mucho esfuerzo y que estaban al servicio del colegio. Es como frustrante y deja una sensación de impotencia”, señaló la directora Quiroga, quien luego agregó: “Uno siente, también, que vulneraron su espacio. El colegio es nuestra casa y llegar y empezar un día sintiendo que vino alguien y te dañó es duro”.

Espacio Disponible

La profesora explicó que los delincuentes, prácticamente, le registraron toda su oficina y también otras salas del edificio. Aclaró que el colegio no tiene cámaras de seguridad y que el robo debió ser de noche porque las luces de la oficina que ocupa estaban encendidas: “Nos rompieron una ventana que forzaron y las oficinas que estaban con llave rompieron las chapas. La verdad es que revisaron todas las salas porque todas las salas estaban con sus cosas tiradas. Eso fue una sensación para los niños un poco más difícil. Todo era un caos”.

Viviana Quiroga señaló que tuvieron que hablar con los niños y explicarles que lo importante era que todos estaban bien y que las cosas materiales podían recuperarse. En el lugar trabajó la Sección de Investigación Policial (SIP) de Carabineros, quienes derivaron los antecedentes a la fiscalía de Pucón.