Funcionarios de Salud acusan “descuido de funciones” de parte de la directora del departamento

Afusam hizo llegar una dura carta al alcalde en donde le solicitan que intervenga la unidad comandada por Vivianne Galle.

Por Rodrigo Vergara/ Fotografía WP

 

El frontis del Cesfam

La crisis en el Departamento de Salud Municipal está lejos de acabar. Y durante las últimas horas se han agregado nuevos elementos que, según conocedores de la situación, han puesto aún más tenso el panorama. Lo último, una dura carta que hizo llegar la directiva de la Asociación de Funcionarios de la Salud Municipal de Pucón (Afusam) al alcalde Carlos Barra, en la que hacen una serie de acusaciones en contra de la directora de la repartición Vivianne Galle.

La carta, a la que tuvo acceso La Voz…, parte aclarando que escriben el documento por mandato de los funcionarios y sostienen que Galle, quien desde hace un poco más de un mes mantiene una disputa con Barra y algunos directivos municipales, ha sido “descuidada en su labor”. “Nos dirigimos a usted para exponer algunas dificultades que están afectando el normal funcionamiento de nuestro departamento debido al descuido de sus funciones de parte de la directora”, se lee en el primer párrafo de la misiva.

Espacio Disponible

Luego de ellos, la Afusam enumera cinco puntos los que, según ellos, mostrarían los dificultoso de la situación, principalmente, por las decisiones enfrentadas entre Vivianne Galle y el alcalde. El primero de ellos apunta a la decisión de la directora Galle de cambiar a una enfermera, pese a que el alcalde le había señalado no hacerlo. “Desobedece instrucciones de parte del alcalde de no remover a enfermera de la unidad de procedimientos del Cesfam, la cual fue increpada por otra funcionaria de la poca adhesión a las actividades del día de la APS (Atención Primaria de Salud) por parte de los trabajadores. La directora decide cambiar de unidad a la enfermera en forma abrupta, desconociendo la autoridad del alcalde como superior”, se lee en el primer punto.

En el segundo, se hace directa alusión al polémico artículo 45 de la Ley 19.378 que regula a la salud primaria. Este artículo, que permite al concejo municipal entregar una asignación de recursos extras a los funcionarios de Salud bajo ciertas condiciones, fue solicitado, en principio, por Galle para 13 personas de la ronda médica rural y para el ingeniero Roberto Hueche. Si bien, el concejo y el alcalde rechazaron en primera instancia el requerimiento bajo el argumento de que tenía errores de forma, sí se mostraron llanos a aprobarlo para los 13 funcionarios de la ronda rural, pero no para Hueche, que postulaba a un contrato como jefe de mantención del Centro de Salud Familiar (Cesfam). “En sesión del concejo del dia 7 de agosto se presenta la solicitud del artículo 45 de la Ley 19.378 para los funcionarios del equipo rural, la cual presenta errores administrativos y, habiéndose hecho las correcciones del caso, la directora se niega a firmar nuevo oficio conductor, desconociendo los acuerdos tomados con los propios funcionarios, perjudicándolos arbitrariamente y además se niega a recibirlos para conversar el tema”, se explica en el punto número dos.

Los puntos tres y cuatro enfocan en situaciones menos visibles en lo público. El primero de ellos acusa que se gastan recursos en programas que, si bien son interesantes, no son relevantes para el desarrollo de la labor y misión del servicio: “Se gastan recursos en publicidad, redes sociales, plataforma AVIS y no se le da importancia a temas prioritarios como reemplazos de profesionales con licencia médica lo que perjudica notoriamente a nuestros usuarios, los que quedan sin ser atendidos”. El punto número cuatro acusa que siendo septiembre el mes límite para presentar la dotación del año 2019 al Servicio de Salud, aún no se ha convocado a los trabajadores para analizar el tema en conjunto: “Existe temor de muchos de ellos (los trabajadores) de perder su fuente laboral, por represalias de parte de la directora”.

El último punto enfoca en que, siendo el último trimestre del año, se acercan al proceso de evaluación de cumplimiento de metas y a la fijación de ellas para 2019. Lo anterior, necesariamente, compromete recursos para los funcionarios, ya que las metas generalmente se asociacian a bonos de desempeño. “Nos preocupa el ambiente de tensión que existe, donde la directora sólo convoca y dialoga con una parte de los funcionarios, sin involucrarse en temas que afectan a todo el departamento, viéndose afectados procesos propios e impostergables del mismo”, explicita textualmente el último punto.

La carta cierra con la solicitud que hace la Afusam al alcalde para que intervenga en el Departamento de Salud: “Y se tomen las medidas pertinentes para revertir esta situación, que sólo favorece un clima laboral estresante, con mucha desorganización, inquietud e inseguridad de parte de los funcionarios”.

La carta es firmada por la directiva de la Afusam: Moisés Fuentealba, Mónica Sarzosa y Marcela Esparza.

La Voz… trató de contactar a parte de la directiva de la Afusam y también a la directora Vivianne Galle, pero hasta el cierre de esta nota, no hubo respuesta de ninguno de ellos.