Luego de acalorada discusión, concejo levanta suspensión a Kamikaze

Debate estuvo marcado por la posibilidad de que la empresa controladora iniciara acciones legales, debido a que la acción de veto estaba fundada, entre otras cosas, en un dato erróneo que señalaba que el centro nocturno no tenía recepción de obras, lo que no era efectivo.

 

La discusión fue fuerte. Y en algunos momentos, incluso, subió de tono. Pero había que tomar una decisión en el caso de la suspensión de patente municipal a la discoteque Kamikaze. Se seguía con la medida, que contaba con el beneplácito de un grupo de vecinos, quienes acusaron mediante una carta ingresada a mitad de año acusaban una serie de situaciones complejas, principalmente, referidas a ruidos molestos y escándalos; o, por otro lado, se asumía la posición de la empresa Comercial Vientos del Sur, administradora del local, quienes sostenían que no había argumento técnico para mantener el permiso suspendido por lo que de no levantar el veto, iniciarían una demanda.

Y la posibilidad de la acción legal por parte de los propietarios de Kamikaze trazó la discusión. Eso, porque el inicio de la polémica, a fines de junio, partió con un dato que, a la postre, estaba errado: Kamikaze no tenía recepción municipal de obras. El problema es que eso no era así y eso tuvo que ser reconocido por los funcionarios de la Dirección de Obras Municipales (DOM) en el concejo municipal el tres de julio. Pero todo había quedado en suspenso, ya que igual la municipalidad abrió un expediente en el que exigía al centro nocturno una serie de mejoras en su infraestructura; además de presentar un contrato de estacionamientos con algún vecino y evitar así que los vehículos aparquen en la vía pública, uno de los reclamos de los vecinos. La empresa, por cierto, se comprometió a solucionar el listado de observaciones; pero siempre insistió que la suspensión iba en contra de sus derechos.

Y así lo entendieron gran parte de los concejales. Esto, ya que la votación fue de cinco posturas a favor de la posición de la empresa y sólo dos en contra: los RN Julio Inzunza y Cristian Hernández. Y siempre, en cada argumento, a favor o en contra, siempre estuvo presente el argumento de la demanda. De hecho, el alcalde, Carlos Barra, lo manifestó claramente. “No nos vamos a ganar un recurso gratuito con costas”, explicitó.

 

Sonómetro

Espacio Disponible

En ese contexto, podría ser clave el proyecto de compra de un sonómetro (aparato que sirve para medir decibeles) que tiene la municipalidad. Con él, se podrá medir el sonido emitido por los locales nocturnos y así, por fin, aplicar la ordenanza municipal y las normas que regulan la emisión de ruidos por las noches. Eso, ya que por años fue letra muerta, al no poder medir formalmente los decibeles. Esto último es algo, obviamente, necesario para infraccionar y regular a los locales nocturnos.

Así, las cosas, la mayoría de los concejales que votaron a favor de levantar la suspensión, sostuvieron que con el aparato el escenario podría cambiar y así hacer relevante el reclamo de los vecinos. De hecho, ya hay una reunión pactada con los empresarios nocturnos para explicarles la situación y tratar de que exista una convivencia tranquila entre los empresarios de la noche y los vecinos.