Unidad ambiental de la municipalidad hace llamado a la participación ciudadana por proyecto de muelle en La Poza

La idea es que todos quienes estén interesados puedan inscribirse y el organismo facilitará la tramitación e, incluso, planea reuniones informativas previas respecto del tema.

La imagen muestra los planos básicos del muelle que se planea construir en la zona.

La Unidad Ambiental de la municipalidad local hizo un llamado a la participación ciudadana por el denominado “hermoseamiento del sector de La Poza” que planea hacer la empresa Lago Villarrica SpA. La obra, dada a conocer ayer por este medio, contempla la construcción de un muelle flotante y una zona marcada como “asoleamiento” en el borde del lago, aledaño a los tres edificios del condominio La Poza y en un sector considerado como un humedal.

El tema no ha pasado desapercibido para agrupaciones ambientalistas y la comunidad en general. La mayoría de ellos, a través de redes sociales, se oponen a la obra. El proyecto está en proceso de análisis y consulta en el Sistema de Evaluación e Impacto Ambiental (SEIA) y recién este miércoles dos de enero se hizo oficial a través de una publicación del Diario Oficial.

Evelyn Silva, directora de la Unidad Ambiental de la municipalidad, señala que ellos mismos, el 24 de diciembre pasado, realizaron una presentación al SEIA para solicitar la participación ciudadana. Ésta, aunque no es vinculante, es altamente referencial para las autoridades encargadas a la hora de autorizar o no una obra.

“La municipalidad ofició en diciembre de 2018 al SEA para solicitar la participación ciudadana en este proyecto. Lo hicimos el 24 de diciembre. Y dentro de los procesos, cuando la declaratoria ya está en el Diario Oficial, lo que fue el dos de enero, comienza a regir el proceso de participación. La ciudadanía debe solicitar la participación ciudadana para el proyecto. Pueden ser diez personas naturales o dos jurídicas y parte el proceso. Nosotros, como municipalidad, estamos llamando a la ciudadanía a que se informe, lea el proyecto y, obviamente, solicite la participación ciudadana”, explica la directora, quien agrega: “Para nosotros como municipalidad es sumamente importante que la ciudadanía se involucre y pueda hacer sus observaciones y solicite este proceso”.

Espacio Disponible

Según señala la directora, la unidad que dirige planea coordinar reuniones previas con el SEIA para que sea este organismo quien explique el procedimiento a los interesados. Estos, a su vez, pueden acercarse a la oficina de esta unidad en la municipalidad para requerir información sobre el procedimiento. Incluso, desde esta misma repartición se pueden remitir las solicitudes de los interesados en participar.

La participación ciudadana incluye, formalmente, la posibilidad de tener reuniones con los encargados del sistema de evaluación y, también, con el titular del proyecto: “(El proceso) No es vinculante, pero hay que tener en cuenta que varios proyectos a nivel nacional han sido frenados por la participación ciudadana”.

La municipalidad, entre los requerimientos del proceso de evaluación ambiental, debe hacer un pronunciamiento que debe presentar el 14 de enero en el SEIA. El tema también será expuesto en la próxima sesión de la mesa técnica por la saturación del lago que se realizará el próximo 9 de enero. En ella participan diferentes organismos municipales y también de la comunidad. Entre estos últimos está el Movimiento Intercultural Ambiental (MAI); quienes también —según publica este medio ayer se preparan para el proceso de participación ciudadana. El plazo para inscribirse en la participación vence el próximo 16 de enero.

En otro contexto, cercanos a la constructora que trabaja en los tres edificios del condominio La Poza, señalaron que esta empresa (JL) no tiene nada que ver en la construcción del muelle. En todo caso, la obra está relacionada al condominio y eso queda de manifiesto en los archivos que están en la web en el proceso de evaluación ambiental. Ahí, incluso, se puede acceder al permiso de construcción de La Poza. También en las imágenes con las que se promueve la venta de los departamentos se incluyen fotos virtuales del muelle y la zona de “asoleamiento”.