Directora de turismo municipal: “Nosotros mismos hacemos una mala promoción de nuestro destino”

Carolina Ruiz apunta a, lo que ella cree, es el uso irresponsable de la información en redes sociales respecto a lo que sucede Pucón y lo pone como una de las razones a la baja de visitantes en la temporada 2019.

La directora de turismo lleva siete años en el cargo.

 

Carolina Ruiz (35) es ingeniera en turismo y, además, es la encargada del departamento que busca impulsar la principal actividad económica del pueblo: el turismo. Y como tal, no es indiferente a las quejas de los comerciantes locales y a los datos que apuntan a una disminución en la actividad durante el primes mes de la temporada. Y ella reconoce el fenómeno y, aunque tiene algunos matices que explicarían el comportamiento del público en relación al destino, en esta entrevista va un poco más allá sobre las causales y concluye, entre otras cosas, que como comunidad se está fallando. Mucho descrédito en redes sociales poco ayuda, dice. Acá sus principales impresiones.

 

— ¿Es tan complejo el tema de la baja de visitantes en temporada?

“Para nosotros igual ha sido una preocupación el ver que sin duda hay una disminución del turista; pero creo que el turista nacional quizás se está distribuyendo distinto para sus vacaciones. Por ejemplo diciembre tuvimos una alza de turistas que nunca habíamos existido en Pucón”.

 

— Pero hubo un evento grande como una carrera internacional como más de 4.000 competidores. Es una eventualidad…

Espacio Disponible

“Pero es parte de la estrategia porque ese evento antes era en el verano y se realizaba a fines de enero y principio de febrero. Entonces, parte del trabajo que nosotros hacemos es poder distribuir durante todo el año eventos y tratar de trasladarlos a meses más bajos. Porque cuando tú ves eventos grandes en el verano se ve muchísima gente, pero si tú lo distribuyes de otra manera la gente se va a ir notando. Por ejemplo, en el mes de diciembre tuvimos un alza considerable de turistas. A estos se sumaron la gran cantidad de giras de estudios, adultos mayores y eventos deportivos. Entonces, a veces se puede concluir que el turista tampoco quiere ir a lugares donde hay tanta gente. Entonces, quizás, está eligiendo otros meses para vacacionar. Diciembre fue un ejemplo y quien sabe si marzo también lo va a ser. Por otro lado, podemos decir que la oferta está superando a la demanda. La oferta de alojamiento es tremenda. Y la gran cantidad de informalidad que existe en Pucón supera enormemente la cantidad de personas que pueden llegar al destino. Y claro, está malo el alojamiento. No tenemos la ocupación que teníamos antes, pero hay demasiado oferta informal sobre todo”.

 

— ¿Y eso no tiene que ver con la segunda vivienda también? ¿No habrá demasiada segunda vivienda para arriendo?

“También es un elemento que aporta, porque la segunda vivienda hoy también es mal utilizada y la gente arrienda de mala manera en la época que no está en su casa. Eso contribuye a que haya más oferta de alojamiento y disminuye considerablemente el alojamiento formal porque es más barato y no pagan impuestos”.

 

— Pero el fenómeno de la informalidad siempre ha estado…

“Siempre ha estado, pero ahora ha aumentado considerablemente”.

 

— ¿Pero no será que ahora se nota porque hay una baja ostensible de personas?

“Creo que nosotros lo que extrañamos hoy es al turista argentino. Claramente. El año 2018 hubo 30 mil argentinos menos que afectó a todos los destinos turísticos de Chile. Y cada vez va a complicar más. Se está proyectado que esa cifra aumente, incluso, y nosotros lo podemos notar en el verano. Entonces, quizás el turista nacional nos sigue prefiriendo y nosotros estamos echando de menos al argentino. Pero estamos teniendo a un turista que no venía en esta fecha, como el turista europeo. Nosotros en la oficina de turismo tenemos un registro de las personas que nos visitan diariamente. Y puedo decir que hay una cantidad de alemanes y franceses que antes elegían otra época del año para venir y ahora vienen en esta época”.

 

— ¿Qué tiene que ver en la baja la imagen que ha generado Pucón en los últimos años? Eso por el tema de los tacos, la contaminación y los caminos malos principalmente…

“Por supuesto que nosotros mismos hacemos una mala promoción de nuestro destino. Eso gracias a la mala información que, a veces, las personas tienen. O la mala propaganda que, incluso los medios, nos hacen tener hacia los visitantes. Entonces, claramente, cuando subimos videos a las redes sociales con cosas que están ocurriendo, además de hacer un daño interno a lo que nosotros más trabajamos que es atraer turistas, los alejamos. Eso es evidente. Claro que daña este tipo de cosas. En vez de unirnos a trabajar para mejorar a veces se une para trabajar ‘en contra de…’ poniendo barreras para que el turista siga viniendo”.

 

— ¿Pero no se puede revertir esa imagen con planificación porque pareciera que ustedes sólo reaccionan a la contingencia y no hay proactividad?

“Creo que esa apreciación es un error, porque desde que estoy en la coordinación de turismo lo que más hacemos es promover el destino. Y lo hacemos muy unidos junto a la empresa privada y las asociaciones. Nosotros usamos todos los medios como para poder promocionar el destino en todos sus ámbitos”.

 

— Pero más allá de la promoción, estoy hablando de proyección de imagen en relación a esas problemáticas. Porque afuera da la impresión que hay un lago insalubre, los caminos sembrados con hoyos y que acá todo es un desastre…

“Por supuesto que trabajamos planificadamente, pero hoy el tema de las redes sociales, lamentablemente, es tan potente que basta un video que se viralice en menos de 24 horas para destruir todo un trabajo planificado que se ha hecho y se ha realizado durante largo tiempo”.

 

— ¿Y eso los tiene superados pareciera?

“Evidentemente es un tema a diario que para nosotros es complicado. Porque, a veces, irresponsablemente la gente publica cosas sin darse cuenta de las consecuencias que esto le puede traer a un destino completo. Pucón vive y respira turism. El 98% de los ingresos son del turismo. Las familias completas trabajan en torno a esto, entonces, debemos ser más cuidadosos. Estoy súper clara que tenemos problemas, pero también estoy súper clara que estamos trabajando”.

 

— ¿Pero tu posición no se pudiera interpretar como tratar de esconder la basura debajo de la alfombra?

“Más que no mostrar, es trabajar para mejorar lo que estamos haciendo. Trabajamos muy de la mano con la unidad de medio ambiente, en cuanto al mejoramiento y a la planificación que se hace y en torno a eso hacer un trabajo de enseñanza para la comunidad y tratar de trabajar juntos para solucionar las cosas. Pero todo ese trabajo que, evidentemente, es a largo plazo, basta una pequeña cosa que se viralice en redes sociales y en 24 horas nos destruye. A lo mejor el turista que viene a Pucón es menos, pero podemos tener un turista que gaste un poco más”.

 

— Pero también es parte de la queja de los comerciantes, que el nivel de los turistas que llegan a Pucón ha bajado. Que siempre buscan la oferta, lo más barato, piden descuentos y al final prefieren cantidad a calidad…

“Creo que hace años el turista es mucho más variado. Tenemos hoy una oferta tan amplia que permite que todo el mundo pueda venir a vacacionar a Pucón y eso es, justamente, porque tenemos precios muy elevados en algunos servicios y en otros casos extremadamente muy bajos; especialmente en el alojamiento y prestación de servicios informal. Hay una oferta muy elevada que siempre está completa porque su enfoque es un turista con alto poder adquisitivo en cambio hay otro que permite que cinco personas arrienden una casa por $35.000”.

 

— ¿Y no tendrá que ver que como destino apostamos por la masividad y no por la calidad?

“Nosotros nunca hemos apostado por la masividad sin embargo es algo que dio naturalmente”.

 

— ¿Y el tema del conflicto mapuche es factor? Porque pareciera que afuera se habla de que es una situación que se vive en La Araucanía completa y que no está focalizado en la zona norte de la región…

“Existe un mínimo, pero muy mínimo porcentaje que a nosotros nos pregunta si acá pasa algo. La verdad es que no me atrevería a decir que eso es un problema para Pucón. A lo mejor para otros sectores de la región lo es, pero para Pucón, principalmente, no es un tema”.